• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    Buenos Aires es la capital donde se respiró los primeros aires de la Revolución por la independencia en 1810, según los historiadores. Esta ciudad ha sido emblemática porque alberga la Casa de Gobierno (Casa Rosada); el Congreso y sus legisladores; los ministerios públicos y el Cabildo. Pero, no todo es bueno, muchos edificios ocultos están abandonados y la modernidad se empeña en desaparecerlos.

    Lucas Galarza, de 25 años, refiere que junto a su pareja empezaron a hacer un Urbex, una nueva práctica exploratoria que se desarrolla sobre todo en el área metropolitana de Buenos Aires (AMBA) o Gran Buenos Aires.

    “Entramos a los edificios abandonados porque queremos hacer algo artístico de lo antiguo y mostrar su atractivo. Es una sensación de adrenalina ingresar y ver que el tiempo, a veces, se detiene o, también, te destruye”, dijo el joven.

    Galarza, junto a Micaela Campestrini, de 24 años, iniciaron labores exploratorias urbanas desde el año pasado, y han comprendido que tienen una misión que trata de ingresar a estructuras despojadas, tomar fotos, contar su historia y mantenerlas como las encontraron: en secreto.

    Algunas mansiones que ha visitado la pareja estuvieron habitadas por nazis

    Campestrini comentó que “habían realizado un viaje al sur del país, donde hay mansiones que fueron habitadas por nazis que escapaban de Alemania, y saber realmente la historia del lugar es lo que lo hace importante y lo provee de identidad”.

    Entre las reglas del urbex como las tiene cualquier otra práctica, están no revelar la ubicación exacta del lugar, no violentar ninguna entrada para el ingreso, no arruinar el interior con pintadas o basura, investigar y dar a conocer la historia de lo que fue antes, explicaron los exploradores.

    Ambos han tenido la experiencia de llevar a cabo más de 25 exploraciones hechas en la ciudad bonareña entre las que se cuentan, sanatorios de hospitales, mansiones coloniales en zonas rurales y fábricas industriales.

    Después de la visita no se puede revelar donde está el lugar

    “En el cordón industrial del Gran Buenos Aires abundan muchos lugares. Nosotros subimos todas nuestras intervenciones a una cuenta de Facebook. Es una manera de mantener viva las estructuras”, aseguró Galarza.

    Pero ellos, no son los únicos que recorren Buenos Aires en busca de estructuras olvidadas. En las redes sociales, se han incrementado los grupos “Urbex”, que se organizan para ir a distintos puntos donde existe información sobre un nuevo lugar para entrar.

    Sigue leyendo…

    Denuncian “alarmante” estado de las escuelas públicas en Buenos Aires

    Proponen prohibir lanzar globos con helio al aire libre en Buenos Aires

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...