• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    Héctor Reyes Corvalán, un campesino argentino que hace 10 días se resistió al desalojo de un campo en el paraje Suncho Pampa, departamento Pellegrini, al norte de Santiago del Estero, murió como consecuencia de las heridas sufridas por quemaduras. El hombre había sido trasladado en grave estado a un hospital de Tucumán.

    Su padre, Sergio Lamberti, miembro de la Pastoral Social y de Derechos Humanos de Santiago del Estero, informó sobre su fallecimiento y advirtió que Reyes Corvalán fue atacado “con balas de goma y quemaduras en gran parte de su cuerpo por un empresario que hace tiempo viene avasallando la dignidad y derechos de las familias campesinas, que ancestralmente son dueñas de esas tierras”.

    El empresario cordobés Néstor Quesada hace tiempo que viene peleando judicialmente por ingresar al campo. A raíz de ello, consiguió que una jueza dictara una orden de desalojo del campesino y su familia.

    Los hechos

    El operativo se realizó el 12 de octubre, con un oficial de justicia y una delegación policial que intentaron sacar del campo a Corvalán y su familia. Allí se sucedieron una serie de incidentes que terminaron con el campesino herido y trasladado hasta un hospital, mientras que también hubo policías lesionados, de acuerdo con la versión oficial, ya que al momento del operativo había campesinos que intentaron resistir la medida.

    El conflicto por el campo, entre Quesada y la familia Reyes Corvalán, lleva varios años. Desde el lado del empresario se aduce que el campo fue comprado hace mucho tiempo “y no tenía ocupantes”, mientras que desde el sector del campesinado, apoyado por la Pastoral Social, se aduce que esas tierras son ocupadas “ancestralmente”, por familias campesinas que viven de la cría de animales y cultivos de granja.

    La Pastoral Social, por su parte, emitió un comunicado en el que solicita que la justicia investigue el hecho “en forma urgente”, mientras que la Mesa Parroquial de Tierra Nueva Esperanza, Mocase y otras organizaciones de la zona advirtieron que Quesada viene ejerciendo violencia hace años a familias de la zona.

    En este sentido, aseguran que hubo diversos daños en el campo, como “incendio de cercos, matanzas de animales, entre otros”.

    Versión oficial

    La versión oficial indica que Reyes Corvalán recibió al oficial de justicia Dr. Luis Moreno, que llevaba la orden de la jueza Paskevicius y le dijo: “A mí nadie me va a sacar; la única forma es muerto”. Tenía en sus manos una botella de plástico con nafta y un encendedor.

    Tanto el oficial de Justicia como la subcomisaria de El Mojón trataron de disuadirlo, pero el hombre se puso agresivo e insultó a los funcionarios judiciales y policiales. Fue allí que se habría rociado con nafta y se prendió fuego. Fue auxiliado por policías que intentaron apagar el fuego y luego lo trasladaron hasta un hospital de la provincia de Tucuman.

    Murió el campesino que fue quemado durante desalojo en Tucumán

    Tres condenados por asesinar a dirigente indígena en Argentina

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...