• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    Después de que el joven presentara su currículo a mano en una tienda comercial y la encargada lo publicara en las redes sociales para ayudarlo, Carlos Duarte no para de recibir llamadas a su celular. Todo el mundo quiere saber de él y desde el domingo pasado ya dio varias entrevistas con distintos medios de la televisión.

    Conmovió a la sociedad del mundo y a su país, Argentina, con su currículum vitae escrito a mano en una hoja prestada, ya que no tenía plata para pagarse una impresión. Después de que su historia se viralizada por las redes, ahora mucha gente le ofreció trabajo.

    Tiene 21 años y días atrás se acercó a un local del centro de la ciudad cordobesa para averiguar si había una vacante. Esperó su turno para acercarse a Eugenia López, una de las empleadas del local, y cuando la mujer le pidió que le entregue el CV, el joven se disculpó y le explicó que no tenía plata para imprimirlo. Ella le ofreció una hoja de cuaderno y él escribió el CV a mano, con una birome.

     

    “Yo le di el currículum a Eugenia y ella lo publicó en las redes sociales. Es ahora mi ángel“, arranca diciendo Carlos a TN.

    Duarte cuenta que el pasado viernes se levantó a las 5.30 a.m. y llegó a las siete de la mañana al centro de la ciudad de Córdoba con el objetivo de recorrer a pie todo la zona, negocio por negocio, pidiendo trabajo. “Por suerte mi abuela me ayudó y me dio para el colectivo. Yo me llevé un sanguchito y me puse a patear”, reseña el diario El Clarín.

    “No podía volver a casa con las manos vacías” dijo ya que vive con su tía y su abuela y lo mantienen. “Es muy amargante no poder tener algo de plata en el bolsillo. Es muy frustrante ver que tus amigos salen y uno no puede ni siquiera pagarse una gaseosa“, relató.

    Duarte ya consiguió trabajo. No en el local donde trabaja Eugenia, sino en una fábrica de vidrios a la que pudo llegar con ayuda de la Municipalidad de Córdoba, que se interesó en su caso y le ofreció ayuda. Empezará este jueves.

    “No le puedo pedir más a la vida. Haber conseguido un trabajo fijo, en blanco, con horarios y un sueldo era lo que anhelaba“, confiesa el cordobés, que cobrará unos $16.000 por mes, pero no tiene en claro aún cuál será su labor; sí que trabajará ocho horas diarias en horarios rotativos.

    Ya sueño con mi primer sueldo y lo que voy a hacer: le prepararé un asado a mi gente querida y le haré un regalo especial a Eugenia, que es mi angelito”.

     

    Fuente: El Clarín

    N.M.

    Continúa leyendo…

    (Foto) Un joven hace su currículo a mano por no tener dinero para imprimir y las redes se conmueven

     

     

     

     

     

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...