• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    Después de escuchar “Patria Grande”, a uno le queda la sensación de que se ha paseado y devorado de golpe toda la sonoridad, diversidad y temática de América Latina. Todos los ritmos, ideas, texturas, guiños, y por qué no, dolores, soledades, muertes, violencias, pasiones, desenfrenos y alegrías que el continente ha enfrentado, y sigue enfrentando. Por todo esto el nombre no sólo es una referencia geográfica, sino la expresión exacta de una diversidad cultural, y a la vez de una hermandad, que en cada pieza seleccionada e interpretada nos confirma esa mirada distinta, que se construye desde un pasado y presente común.

    Para poder tener está comprensión ayuda la selección y al interpretación, un trabajo donde los músicos se sienten cómodos e inspirados en que lo que están (y porque lo están)  comunicando. Así Amaru se hace parte, a su manera, en la denuncia (“Corazón al viento”, tema que incluye la voz de Matías Catrileo), en la historia reconstruida y que entrega lección (“1907”), en la historia y la lucha (“El mayor de los dorados”), y hace un disco de deseos y de nostalgia, certeros en las ideas y lo instrumental (“Alausí”).

    El disco también construye un equilibrio, una mirada, según lo ya dicho, sobre el compromiso histórico, cultural, social y político del territorio que hace suyo, que se engarza con los sentimientos, con el padecer más humano. “Senderito de amor” y “A los bosque yo me interno”, dos de los cuatro ases de los otros conceptos que el disco recoge, que se hacen un espacio propio dentro del todo mayor, y que hablan de la distancia y el amor. El tercero es el tema del uruguayo Leo Masliah, “Imagináte mijo”, con ese singular e imaginario diálogo de padre e hijo. El cuarto, el definitivo, es “El carrusel de los villanos”, pieza que aparece como un registro previo -grabado el 2000-, y que conjuga idea y musicalidad, es donde esa construcción de batalla eterna del continente y la esperanza siempre vigente de victoria se hace sonido, y que si bien cierra el disco, hace volver la mirada sobre el resto, y permite valorar lo que es todo el conjunto, lo que es (la) “Patria Grande”.

    Temas: 01. Alausí. 02. Oda a la pacificación. 03. El mayor de los dorados. 04. 1907. 05. El cucayo. 06. No Valentín. 07. La partida. 08. Nacimiento. 09. A los bosques yo me interno. 10. Imagináte mijo. 11. Corazón al viento. 12. Senderito de amor. 13. El carrusel de los villanos.

    Integrantes: Raúl Céspedes (guitarra, tiple y bajo); Gonzalo Vargas (guitarra, tiple, bajo y charango); Cristián Guaico (guitarra, charango, cuatro, bajo, sikus y congas); Javier Reyes (quena, quenacho, sikus y accesorios); Roberto Fajardo (bombo legüero, caja, cajón peruano, sikus y accesorios); Rodrigo Faulbaum (quena, saxo, sikus, charango, bajo y accesorios); y Cristián Gutierrez (clarinete, quena, quenacho y accesorios).

    Invitados: Diego Castro (guitarra), Diego Villela (oboe), José Fuentes (sikus y accesorios), Gabriel Vásquez (voz), Vicente Rosati (caja), y Marieta, Camila y Milena (voces).

    Amaru

    Patria Grande

    Sello Alerce

    (P) 2008

    www.amaru.cl

    Texto: Jordi Berenguer

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...