Yener Torun es un obsesionado del color

Arquitecto revela en fotografías los colores ocultos de Estambul

Una mirada juvenil del fotógrafo Yener Torun da a conocer lo moderno y lo industrial de la capital turca.

 

Estambul, la capital de Turquía, la caracterizan arquitectónicamente sus majestuosas mezquitas y palacios, que hablan de un pasado y un presente histórico, nostálgico.

Sin embargo, existe una faceta urbana de esta ciudad, una parte moderna e industrial, que poco se expone ante el mundo.

En este paisaje poco conocido se concentró Yener Torun, un arquitecto y fotógrafo de 35 años de edad que desde hace 14 años se ha dedicado con pasión a registrar imágenes de edificios, fachadas y locaciones industriales, para darles un poco de color y posicionarlas como parte de esa capital turca que pocos conocemos.

Torun es un joven obsesionado desde la infancia con los colores. Primero desarrolló esas aptitudes con la pintura y el dibujo, y en 2014, atraído por Instagram, con la fotografía.

El fotógrafo, que ha vivido en Estambul desde 2001, no se hace ilusión de que su interpretación sea totalmente precisa. Foto Yener Torun

«Has visto lo histórico, lo antiguo, lo nostálgico de la ciudad», dijo en una entrevista. Ese tipo de fotografías son muy bonitas, también me gustan. Pero desde el principio quise hacer algo diferente», expresó el arquitecto en entrevista con el portal CNN Style.

Recorriendo las afueras de la ciudad, Torun solo tiene una condición previa al seleccionar los edificios para capturar: son de colores brillantes. Luego utiliza composiciones inteligentes para revelar las geometrías ocultas de las estructuras: escaleras que se arrastran angularmente hacia las entradas, o el revestimiento estampado de fachadas suburbanas.

Pero el fotógrafo, que ha vivido en Estambul desde 2001, no se hace ilusión de que su interpretación sea totalmente precisa (él está abierto a usar Photoshop para embellecer las imágenes y aumentar sus matices saturados). Agregó que las imágenes tampoco son representativas de los vecindarios en los que se tomaron. «Los turistas no van allí y yo no sugeriría que lo hagan», admitió.

Dijo que “este tipo de edificios de colores se encuentran generalmente en los barrios de las ciudades de nuevo desarrollo», explicó en otra entrevista  a Traveler.es.

“Mi principal motivación era documentar una parte diferente, menos conocida de Estambul para escapar de la percepción dimensional y orientalista»·, dijo Torun. Foto Yener Tolun.

Si observamos sus fotografías vemos que el naranja, al que él llama nuevo limón, se repite en casi todas ellas. ¿Por qué? Es su color favorito.

“Mi principal motivación era documentar una parte diferente, menos conocida de Estambul para escapar de la percepción dimensional y orientalista. Y me puse a buscar líneas fuertes, colores vibrantes y diseños geométricos. Creo, aumentando la variedad de aspectos proporciona una mejor comprensión de la ciudad, tanto para los espectadores y para mí», se lee en otro portal, el CC News.

Caleidoscópica y juvenil, la mirada de este fotógrafo se relaciona con el espacio de una manera distinta a la histórica, no sólo reconociendo a la arquitectura bizantina y otomana, pues hay edificios que narran el presente de su nación y de sus habitantes.

Las imágenes pueden presentar un retrato irrealmente soleado de la vida en los suburbios, pero también arrojan una luz extraña sobre los barrios que experimentan un cambio rápido. Foto Web.

Sus fotografías exponen la inquietud acerca de qué dice la ciudad de quienes la habitan ¿cómo influye en sus habitantes el relato que el resto del mundo adopta de sus ciudades? ¿Cómo se vive entre la utopía, la realidad y el pasado glorioso que se niega a abrir paso al presente?

Las imágenes pueden presentar un retrato irrealmente soleado de la vida en los suburbios, pero también arrojan una luz extraña sobre los barrios que experimentan un cambio rápido. La población de Estambul se ha duplicado desde principios de la década de 1990, y es la ciudad exterior la que ha absorbido la mayor parte de este crecimiento.

Torun estima que la mayoría de los edificios en sus fotos tienen menos de cinco años. Aunque la mayoría de las imágenes son fotos de Estambul, hay fotografías de otras ciudades turcas como Izmir, Ankara, Antalya y Bursa, entre otras”, señaló a Traveler.es.

Recorriendo las afueras de la ciudad, Yener Torun solo tiene una condición previa al seleccionar los edificios para capturar: son de colores brillantes. Foto Web.

Actualmente, se encuentra trabajando en secuencias de fachadas, de hecho tiene su proyecto, Façades, exclusivamente dedicado a ellas. En cada imagen hay alguna persona realizando una acción cotidiana.

Pero también ha inmortalizado secuencias de contenedores gigantes, de paraguas, de puertas y ventanas… y todos con un punto en común: el color.

Las impactantes imágenes de Torum  pueden disfrutarse en su cuenta en Instagran @cimkedi,

Más noticias de interés:

Resaltan vigencia de la arquitectura indígena en Coloquio Internacional en Argentina

Descubrimiento: Hallan la primera ave prehistórica con un huevo en sus entrañas

4,171,513FansMe gusta
116,502SeguidoresSeguir
290,292SeguidoresSeguir
16,287SuscriptoresSuscribirte

Más Leídos

Falleció el periodista venezolano Eleazar Díaz Rangel

La Federación Venezolana de Atletismo exaltó a Díaz Rangel al Salón de la Fama por su valiosa contribución a la narración histórica y masificación...