• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    Este viernes 12 de octubre se estrena en las salas de cine de Venezuela la ópera prima de Christian Márquez, Caribian Drim, una comedia que trata de reflejar la compleja situación del país suramericano, con una mirada desde la amistad y el humor.

    Márquez es fotógrafo, licenciado en medios audiovisuales en la Universidad de los Andes (ULA) y productor de televisión. Cursó una maestría en España en Edición Digital en Photoshop.

    Este es su primer largometraje y cuenta la historia de Robert, un español que lleva 15 años viviendo en Venezuela, y que invita a Nacho, su mejor amigo, a venir a ese país.

    “Lo que Nacho espera encontrar al llegar es trópico, Los Roques, agua esmeralda, mujeres bellas e hilos dentales, en fin, el estereotipo. Pero termina hallando manifestaciones, escasez, bachaqueros y una gran polarización”, expresó el realizador en entrevista para la revista Exclusiva.

    Estos dos amigos, van más allá de la política o de la economía, adentrándose en la sociedad venezolana. Foto Web.

    “Robert, intenta hacer comprender a su amigo el caos además, de mostrar un país en el que sus habitantes están polarizados entre dos mundos bien distintos, en una discusión, de la que Nacho, va aprendiendo y sacando conclusiones. Estos dos amigos, van más allá de la política o de la economía, adentrándose en la sociedad venezolana”, dijo Márquez.

    Apuntó el cineasta que se trata de una historia inspirada en eventos reales, porque en 2014, cuando viajó a España para realizar su maestría, conoció a Miguel Rix, escritor español con el que terminó haciendo buenas migas por los intereses que ambos tenían en común: la naturaleza, la biología y, sobre todo, la política.

    “Un año después lo convencí de que viniera a trabajar a Venezuela, donde yo producía 100 capítulos de televisión al año. Pero ¿qué ocurrió cuando él llegó? Que el país cambió y hubo un bajón grandísimo en el financiamiento para hacer cualquier tipo producción de televisión. No pudimos producir sino unos pocos comerciales”.

    Era casi prácticamente nulo el trabajo, nunca de la magnitud que yo le había pintado cuando estábamos en España. Desencantados con todo lo que estaba sucediendo en el país, dijimos: “¿Y por qué no escribimos acerca de esto? ¿Por qué no hacemos una película?”.

    Christian Márquez decidió recurrir a algunas técnicas del documental en esta película. Foto Web.

    Christian Márquez, que se declara fiel seguidor del cineasta estadounidense Michael Moore, decidió recurrir a algunas técnicas del documental, similares a las empleadas por ese destacado realizador.

    “Para quienes están fuera del país, es difícil entender cómo fue que los venezolanos llegamos a este punto de crisis. Y pensando en ellos, decidimos entonces contextualizar con una forma narrativa poco usada en el cine: con una serie de cápsulas de entre 30 segundos y hasta un minuto de duración, más cercanas al género documental, que nos permiten aclarar: ‘¡Ajá! Esto sucede actualmente en el país, es por esta razón’. Es una técnica muy michaelmurciana”.

    El financiamiento para concretar este proyecto audiovisual lo lograron gracias a varios crowfunding (mecanismo colaborativo de financiación) que activaron a través de Internet, y con los cuales lograron recaudar 60 mil dólares.

    Para completar la totalidad del financiamiento, consiguieron desde España el apoyo de Iván Durán Fabeiro (principal productor ejecutivo), que aportó lo necesario para llevar a cabo el rodaje, edición y postproducción.

    La película se rodó durante seis semanas y media en Caracas, Guatire y Boca de Uchire en 2016. Y luego dos semanas adicionales en Mérida en 2017. Todo ello sin contar con actores profesionales.

    “Contratar a actores reconocidos hubiera hecho que el presupuesto se nos fuera de las manos, así que hicimos lo mismo que en Ciudad de Dios (el film del brasileño Fernando Meirelles): buscamos personas que más o menos se parecieran a los personajes, gente que no tuviera miedo escénico, les hicimos un mini casting y luego les dictamos un taller de actuación”.

    La película cuenta con la producción ejecutiva de Iván Durán Fabeiro, Miguel Rix, Christian Márquez y Yomaira Molina. El guion pertenece a Miguel Rix, Christian Márquez e Inti Torres y la dirección de fotografía es de Joanny Sandoval y Gerardo Quintero.

    Otras notas de interés:

    “Caribian Drim” se estrenó con éxito en el Festival de Cine Venezolano de Mérida

     

    Conmueve en diversos países del mundo: Historia de un niño y su piñata de cumpleaños

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...