• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    

    Ya quedan pocos días para navidad, las calles se despeinan de angustiadas billeteras, niños soñando con pascueros millonarios, pinos adornados de luces y esferas de colores. Entre todo esto hemos decidido quedarnos con algo: el color. Por eso, si ya en tu infancia te contagiaron la adicción pascuera, si hasta el momento te haz negado en entrar al carnaval de deudas que arrastran estas fechas, si quieres aprovechar que se acaba el año para declarar tu amor, tus ganas o tus rabias y aun así quieres no solo encontrar algo especial, sino conocer las manos que lo hicieron, te invitamos a descubrir chocomissa, donde seguro encontrarás ese color que buscas, con el sabor que te ayudará a llegar al centro de alguna sonrisa.

    Advertencia: Apto para diabéticos.

    Durante el año 2007 Pauladriana, fanática del Zapallito Italiano con arroz (el que hacía la Iris) y tardíamente adicta al Rissoto de Champiñon, decide sabatizar algunos meses de su vida sin conseguir abstraerse o amoldarse a la inactividad… “porque siempre tengo ganas de vender, y mi abuelita me contó que la nieta de una amiga de ella hacía chocolates y le iba súper bien, entonces comencé a asistir a unas clases gratuitas en la chocolatería en la que actualmente sigo comprando mis insumos. Luego, mis estudios de administración gastronómica me ayudaron a potenciar mi imaginación creando nuevos rellenos para los alfajores y los bombones.”

    Así nace “Chocomissa” flujo de sabor y dedicación que se apoderan de tu lado psicoactivo, con colores y aromas dignos de Alicia en el país de las maravillas o algún fabuloso destino de Amelies o Robertas.

    -¿Qué es lo que diferencia a los chocolates chocomissa de otras coholaterías artesanales?

    -Chocomissa se diferencia de los otros por sus rellenos y sus colores. Aquí la gente es muy tradicional y no pasa de hacer alfajores rellenos con manjar, o mermeladas,  y si se ponen innovadores “shuper locos” hacen con manjar y esencias o licores.

    Los alfajores Chocomissa tienen 16 rellenos distintos actualmente, incluso ahora último incluímos dos alfajores veganos, para todos aquellos que no comen derivados de animales.

    Nos estamos preocupando de los diferentes nichos que parecen olvidados por este tipo de rubros y que son los que más extrañan el chocolate porque no pueden comer los que ofrece el mercado, como los diabéticos y los veganos.

    -¿Cómo vendes tus chocolates?

    -Partí vendiendo las paletas de chocolate en la feria que queda cerca de mi casa, me iba todos los sábados con una cajita, pero el clima no favorece mucho la conservación del chocolate. Así que aprovechando la tecnología que tenía a mi alcance me creé el blog, que era horrible, feo feo. Luego – y no sé por qué me demoré tanto – creé una cuenta en Facebook.

    Ahora último estoy participando también en ferias de diseño en donde nos va bien y la gente en general tiene buena recepción a los sabores nuevos que ofrecemos.

    -¿Por qué decidiste hacer chocolates sin azúcar?

    -Porque me parece que hay muchas personas que aman los chocolates y que no pueden comerlos. En general en el mercado hay chocolates sin azúcar pero son muy fomes, así que en estos momentos estamos trabajando en una línea especial de chocolates sin azúcar, la que tendrá entre otras cosas cuchiflíes sin azúcar que yo no he visto en otras partes.

    -Las redes sociales se han convertido en tu tienda virtual ¿cuál ha sido tu estrategia?

    -Sí, de todas maneras. Cuando abrí la cuenta de Facebook las ventas comenzaron a crecer enormemente, a pesar de que desde los comienzos teníamos el blog. Facebook y Twitter nos han traído además de ventas, hartos contactos muy buenos.

    Mi estrategia básicamente consiste en el contacto directo con los clientes, que por cierto me encanta, en tener un buen servicio de post venta, en hacer hartos concursos para que la gente que no nos conoce y no quiere arriesgarse tenga la posibilidad de hacerlo, y en este sentido Facebook es una buena plataforma.

    -¿Qué viene para Chocomissa?

    -Hartas, hartas cosas porque recién estamos comenzando. En mayo espero cambiarme de domicilio para poder abarcar más producción. Estamos trabajando en la línea de Chocomissa sin azúcar, en los minialfajores con poemas- que esperamos sacar el próximo año- y siempre vienen nuevos sabores de alfajores.

    -Te relacionas bastante con el ambiente cultural, un tiempo presentaste tus chocolates con poemas, hoy tus chocolates son parte de conversatorios y presentaciones culturales de El Ciudadano, ¿de dónde nace esa inquietud?

    -Sí, es porque desde niña quise ser escritora, y no sé de dónde si ni siquiera sabía escribir. Creo que la cocina tiene estrecha relación con la escritura, en cuanto a la entrega que significan, al hecho de depositar todo lo que uno es, así, desnudo. Del cariño que implican. Además, ambas son formas de expresión artística y están llenas de sentimiento.

    Lo que más me gusta de tener Chocomissa es que puedo formar parte de los momentos especiales de la gente, hace poco, recibí un pedido de un chico que quería pedirle pololeo a su pareja con mis minialfajores y me encantó.

    Menú Chocomissa para una noche de aquellas:

    Ciruelas rellenas con mazapán acompañadas de un vino tinto, esas estarían perfectas.

    Con qué acompañar Chocomissa:

    Café y buena compañía.

    + Info

    Blog:  chocomissa.blogspot.com

    Facebook:  es-la.facebook.com/chocomissa

    El Ciudadano

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...