• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    El actor director, productor, escritor, acróbata y artista marcial chino, Chan Kong-sang, reconocido mundialmente como Jackie Chan por sus más de 80 películas protagonizadas desde finales de los ’70, sacará su lado más oscuro en un libro que mostrará una parte de su vida que lo involucra con prostitutas, juegos de azar y maltrato físico a su hijo Jaycee.

    El texto biográfico lleva pot título Never grow up (‘Nunca crezcas’), y circulará a partir de este 4 de diciembre, con episodios nefastos de quien es considerado, por los personajes que interpreta, como un modelo a seguir.

    Algunas de sus confesiones han sido adelantadas por Daily Mail, y desde ya le aseguran las ventas. En una de ellas, Chan da cuenta de sus “inseguridades infantiles”, las cuales se reflejaron al maltratar a uno de sus hijos cuando era un bebé, por tratarse de ser el resultado de una relación extramatrimonial.

    “Me portaba muy mal y pienso que todo se remontaba a mis propias inseguridades infantiles, al hecho de que los niños ricos siempre me despreciaban a mí y a mi familia”, reveló el periódico británico.

    Su problema con el alcohol es otro de los puntos que podrán conocerse en este libro: “Una vez estrellé un Porsche por la mañana y un Mercedes esa misma noche”, cuenta uno de los actores mejor pagados en la historia cinematográfica.

    Sus problemas van un poco más allá. Según se pudo conocer, Jackie Chan se reconoce como un verdadero fanfarrón y “un imbécil total”.

    Si bien saca a la luz pública uno de sus pasajes con Jaycee, omite a su hija Etta Ng Chok Lam, con quien no mantiene ningún tipo de relación por el hecho de confesarse lesbiana en 2015. Por otro lado, ella no lo reconoce como su padre, pues dice no sentir “ningún tipo de cariño por él”.

    Claro está, sabe que es su padre biológico, pero afirma: “No forma parte de mi vida”.

    Avergonzado de sí mismo

    Y es que Jackie Chan, quien ha demostrado sus capacidades fuera del mundo común y corriente, ese que no presume de lo material, se siente avergonzado de sí mismo por el simple hecho de no saber escribir ni leer su nombre en chino. Una muestra de ello es que su tarjeta de crédito Américan Express no tiene su rúbrica al dorso.

    Destaca en las artes marciales, eso lo ha demostrado a lo largo de 40 años en el cine, pero pareciera no distinguir la realidad del plano cinematográfico, pues su ira la ha desatado con sus cercanos, “por diversión”, en más de una ocasión.

    Dinero bien ganado, pero mal gastado

    Sus habilidades y comicidad en cada película lo han hecho famoso y adinerado, un motivo más que suficiente para sentir la seguridad que no tuvo cuando fue pobre.

    A modo de anécdota, cuenta que diez años atrás tuvo un gesto noble, gastando dos millones de dólares para pagar las comidas de otras personas y también dio regalos extravagantes, como relojes, coches, chaquetas de cuero a medida, estuches de vino a prostitutas; así como también derrochó en alcohol y juegos de azar.

    Sus primeras aventuras en el cine pueden resumirse en “fracasos comerciales y muchos problemas para encontrar trabajo como acróbata”, una destreza que a pesar de lo malo le permitió, tras una larga racha de tropiezos, conquistar el estrellato en la gran pantalla norteamericana en 1995, cuando se convirtió en una estrella de Hollywood.

    Comedia, acción, gracia, empatía, acrobacia, son su sello personal en cada película realizada desde entonces, pero Chan se sintió frustrado con Hollywood por el limitado rango de roles y la falta de control sobre el proceso de realización de las películas al inicio de su carrera.

    En respuesta, fundó su propia compañía de producción cinematográfica, JCE Movies Limited, en asociación con Emperor Multimedia Group (EMG), razón por la que sus películas presentaron en lo sucesivo un número mayor de escenas dramáticas mientras seguían teniendo éxito en la taquilla.

    En el Festival de Cine de Cannes de 2012, Jackie anunció que se retiraba de las películas de acción porque se estaba haciendo “demasiado viejo para el género”. Sin embargo, no lo hizo, aunque sí realiza menos acrobacias y cuida más su cuerpo en las películas.

    Un ególatra del Kung Fu

    Ha hecho de director, productor, escritor, acróbata, y saca provecho de todo en la pantalla, al realizar sus propias escenas de acción sin el uso de dobles durante los rodajes, “cosa que le ha acarreado romperse la cabeza en innumerables ocasiones, la mandíbula, los huesos de la mejilla, un hombro, la mayoría de los dedos de su mano, un tobillo y la nariz tres veces”.

    Para muchos, Jackie Chan es considerado como un maestro de las artes marciales. Sus fanáticos lo conocen como el rey del Kung Fu. Es además embajador de la UNICEF, y tiene su propia organización caritativa para ayudar  a gente de todo el mundo con comida, ropa y dinero.

    Fotos | Conoce a la hija lesbiana de Jackie Chan que ha sido discriminada por su orientación sexual

    La hermosa hija de Jackie Chan que fue discriminada por su opción sexual (FOTOS)

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...