El estudio cinematográfico Weinstein Company, fundado por los hermanos Bob y Harvey Weinstein, anunció este lunes que se había declarado en bancarrota, según informa Variety.

La compañía comenzó a experimentar graves dificultades financieras tras la serie de escándalos sexuales que recientemente han rodeado al productor de cine.

Weinstein Company, que todavía podría continuar produciendo programas de televisión y películas si se reorganizara, muy probablemente pasará a manos de la empresa Lantern Capital, que ha ofrecido unos 300 millones de dólares por ella.

El estudio cinematográfico también informó que ha liberado a sus empleados de sus acuerdos de confidencialidad, como parte de una negociación en curso con el fiscal general de Nueva York, Eric Schneiderman.

Cabe recordar, tal como señala RT en español, que Schneiderman obligó a la empresa a crear un fondo especial para garantizar la compensación de las víctimas de acoso de Harvey Weinstein tras una posible venta de la empresa.

El pasado 26 de febrero, la compañía anunció que no logró cerrar un acuerdo de venta con un grupo de inversores liderado por María Contreras-Sweet y Ron Burkle, quienes habían iniciado negociaciones para adquirirla.

Loading...