• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Que exista periodismo independiente también depende de ti. Una sociedad plural y democrática necesita de diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.

    Pese a los cargos de violación, delito sexual, abusos sexuales y mala conducta sexual que enfrenta el productor de Hollywood, Harvey Weinstein, un juez de Nueva York le ha impuesto este viernes una fianza de un millón de dólares (853.000 euros) en efectivo  y libertad condicional.

    Weinstein tendrá que llevar además un dispositivo de localización, entregar su pasaporte y tendrá sus viajes limitados. Su abogado ya anunció su intención de abonar la fianza.

    El conocido productor se entregó este viernes en una comisaría de Nueva York para cumplir con el procedimiento de registro y con el fin de que le tomen la foto y las huellas dactilares.

    La fiscalía del distrito de Manhattan informó que Weinstein está a acusado de violación en primer y tercer grados por incidentes que afectaron a dos mujeres en 2013 y 2004.

    En uno de los casos, 2004, coincide con la denuncia hecha por la aspirante a actriz Lucia Evans, que aseguró que Weinstein le obligó a practicar sexo oral durante un viaje de negocios.

    Además, la actriz Paz de la Huerta lo acusó de haberla violado en 2010, una fecha que, sin embargo, no está mencionada en el comunicado de la fiscalía donde se da cuenta de los cargos inicialmente levantados contra él.

    De acuerdo con los cargos, a la espera de que en los próximos días se conozca la acusación formal, Weinstein en principio está acusado además de un cargo de delito sexual en primer grado y de obligar a cometer actos sexuales.

    Se declarará no culpable

    El productor  Harvey Weinstein se declarará no culpable de los cargos levantados contra él cuando se conozca la acusación formal, informó hoy su abogado, Benjamin Brafman.

    En declaraciones a los periodistas a la salida del tribunal,  el letrado insistió en que el productor de cine siempre ha mantenido que los actos sexuales de los que se le acusa fueron por consenso.

    Según Brafman, durante el proceso se demostrará que la fiscalía no tiene “sólidas evidencias” que puedan derivar en su condena por los cargos por los que inicialmente ha sido acusado, entre ellos el de violación.

     

    Loading...