• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    El cortometraje suele verse como una herramienta de aprendizaje en el “séptimo arte”. Generalmente son películas poco proyectadas en las salas de cine comercial en América Latina. Muchas de ellas pasan desapercibidas y se quedan en el olvido como “el sueño del cineasta principiante”.

    Todos estos paradigmas los ha roto el joven cineasta venezolano residenciado en Argentina, Michael Labarca, quien ha emprendido una labor, que aún no cesa, para hacer visible y reconocido su cortometraje “El hombre de cartón” (2017).

    Su misión ha sido recompensada con casi una veintena de selecciones oficiales, premios y proyecciones de su obra, en renombrados certámenes cinematográficos y salas de cine del mundo.

    Este mes de septiembre Labarca recibió una nueva distinción internacional para su cortometraje, obtuvo el premio “Best Editing” (mejor edición) en el “Kraljevski Filsmki Festival”, evento dedicado exclusivamente a la proyección de cortometrajes producidos en todo el planeta. El evento tuvo lugar en la ciudad de Kraljevo, Serbia, entre el 31 de agosto y el 3 de septiembre de 2018.

    El hombre de cartón relata en planos bellamente compuestos y en escasos 13 minutos, la historia de Diego, un niño de siete años de edad, que se niega rotundamente a romper su piñata de cumpleaños, que escogió especialmente su padre para la celebración.

    El conflicto infantil de “El hombre de cartón” provoca un desequilibrio familiar. Foto Web.

    Este conflicto infantil provoca un desequilibrio familiar, especialmente con su padre, y logra descubrimientos personales que se plasman a lo largo de la interesante pieza audiovisual.

    El corto goza de originalidad y personalidad tanto por su historia como por la manera que es contada, con escasos diálogos, basados en elipsis, sugerencias y un montaje paralelo que hace aún más singular la celebración del cumpleaños del niño.

    Anteriormente la pieza había destacado en el Festival de Cine Venezolano de Buenos Aires, donde se alzó con el Premio al Mejor Cortometraje, cuyo jurado consideró que “El hombre de cartón” ofrece “una propuesta esperanzadora desde el punto de vista del tratamiento conceptual. Es un cortometraje sintético, potente, fuerte y a la vez sutil, que parte desde una anécdota familiar”.

    La producción también se hizo acreedora del Gran Premio Nacional Flor de Venezuela, principal galardón del Festival de Cine de Barquisimeto y fue parte de la Selección Oficial de la 5ª Edición del Concurso “A Corto Plazo 2018”, organizado por la Embajada de Francia en Venezuela.

    Destacó igualmente en los siguientes festivales y certámenes nacionales e internacionales: Vancouver Latin American Film Festival(Canadá), Festival Internacional de Curtas Metragens (São Paulo,Brasil) y Festival Internacional de Cine de Guayaquil (Ecuador).

    También el Korça Short Film Festival (Albania), Festival de Cine de Huesca (España), Festival Ojoloco Du Cinéma Ibérique et Latino-Américain (Grenoble, Francia) y la Semana del Cortometraje (Madrid, España).

    Igualmente el Festival del Cortometraje Nacional “Manuel Trujillo Durán”(Maracaibo, Venezuela), Festival Internacional de Cortometrajes de Aguilar de Campoo (España), The Cinema Of Tomorrow del Cairo International Film Festival (Egipto) y Festival Biarritz Amérique Latine (Francia).

    Cabe destacar que antes  del éxito de “El Hombre de Cartón” Labarca conquistó el tercer lugar de la sección Cinefundación del Festival Internacional de Cannes, Francia, en 2016, con el cortometraje  “La culpa, probablemente”.

    La selección incluyó 18 películas de estudiantes de cine elegidas entre 2.350 candidatos de 548 escuelas y centros de todo el mundo. La pieza cuenta la historia que transcurre en una noche en la que en una ciudad cortaron la luz.

    Una madre soltera recibe la visita de Cándido, su última pareja y su más reciente fracaso en la búsqueda de una figura paterna para su pequeña hija. Él vuelve porque quiere protegerlas en la oscuridad, probablemente.

    Otras notas de interés:

    8va. Muestra de Cine y Video Wayúu: Audiovisuales narrarán historias de los pueblos

     

    Con ritmo venezolano: Suenan orquestas en Perú y Argentina

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...