• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    El cuatro venezolano dejó de ser exclusivamente de Venezuela. Ahora le pertenece al mundo; viaja de país en país y llega a las manos de aquellos que reconocen la alta calidad de su fabricación y demandan su compra desde diferentes partes del planeta.

    Esa realidad la describe con optimismo y convicción Iván José Canela Mendoza, responsable de Industrias Pablo Canela, una de las más prestigiosas marcas fabricantes de cuatro en Venezuela, ubicada en el estado Lara, en el Centro Occidente del país suramericano.

    “De lo malo siempre salen cosas buenas -afirma Canela Mendoza- y esto que está viviendo Venezuela con el éxodo de compatriotas al exterior, ha servido no solo para sembrar venezolanos en el mundo, como gente buena que somos, sino que estamos internacionalizando el cuatro. El instrumento está llegando hoy más que nunca a muchos países de la mano de quienes se van y hermosamente lo dan a conocer”.

    Industrias Pablo Canela es una firma de amplia tradición. Sus orígenes se remontan a 1950, cuando el reconocido violinista, Pablo Canela, nativo de El Tocuyo, ciudad del estado Lara, tuvo la idea de emprender la elaboración de instrumentos y crear una escuela de formación de artesanos del cuatro, que hoy se mantiene y contribuye a fortalecer el prestigio de la marca como una de las mejores del mundo.

    Iván José Canela Mendoza es uno de los trece hijos de Don Pablo Canela y asumió las riendas de la industria  tras la muerte de su padre el 25 de agosto de 1981. Foto El Ciudadano

    Iván José Canela Mendoza es uno de los trece hijos de Don Pablo Canela y asumió las riendas de la industria  tras la muerte de su padre el 25 de agosto de 1981.

    Recordó que a Pablo Canela, nacido hace 104 años, el 25 de noviembre de 1914, se le reconoce como un precursor del cuatro venezolano.

    “Estudió y trabajó su evolución hasta llegar al  instrumento que conocemos en la actualidad. Esta labor le mereció el nombre de ‘El emperador del cuatro’ ”, señaló con orgullo.

    Entre otros aportes, Pablo Canela fundó la primera Escuela para la Enseñanza del Cuatro que se creó en Venezuela y dejó un importante legado como compositor, luthier y arreglista dentro del género de música folclórica denominada “golpe tocuyano”.

    Cuatros de Pablo Canela tienen larga tradición en Venezuela. Foto El Ciudadano

     Como músico se apasionó por el violín, llegó a ser considerado el mejor violinista folclórico de Venezuela, con reconocimientos nacionales e internacionales. Desde entonces fue bautizado como “El virtuoso del violín”.

    Bajo su autoría son célebres temas como “El Gavilán Tocuyano”, “Hilda”, “Dulce Melodía”, “Mirna”, “Ramoncito el Cimarrona” y “El Burro de la Manea”

     La industria que Pablo Canela dejó en manos de sus hijos ofrece al comprador cuatros, guitarras, mandolinas, bandolas llaneras y maracas, entre otros instrumentos de factura criolla.

    Al hablar del éxito de casi siete décadas que ha alcanzado su familia con la fabricación y venta de cuatros, Iván José Canela Mendoza asegura que la clave está en la constancia, pero también y en el cuidado de cada detalle en su elaboración.

    El cuatro venezolano es más internacional que nunca. Foto Web.

    Otro aspecto que resalta es la materia prima que emplean: el cedro, una madera noble que le da ese timbre especial al sonido del cuatro, que lo hace muy representativo del estado Lara.

    Igualmente la industria trabaja con otras maderas de innegable calidad, como el samán, la teca y palo de rosa, esta última proveniente de la frontera de Venezuela con Brasil.

    Sobre la venta de instrumentos en estos tiempos de dificultades económicas para los venezolanos,  dice que se mantiene en buen nivel, aunque deben sortear un constante dinamismo en los precios.

    “Todo es una cuestión de actitud. El gerente de cualquier empresa debe estar preparado para las épocas buenas y para las épocas malas. Y nosotros así lo asumimos. Tratamos de mantener la mente positiva, el corazón sano y todo fluye”, concluyó Canela Mendoza.

    Otras notas de interés:

    Alirio Díaz, el guitarrista venezolano que enalteció la música popular latinoamericana

    Arte hecho en casa: Festival Cooltura Maracaibo se realizará en Venezuela

     

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...