• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    Del 13 al 16 de diciembre, a las 20:00 horas, el Centro de Investigación Teatro La Peste presentará en el Parque Cultural de Valparaíso su nueva obra Fronteras, la primera coproducción de la compañía con pares de Perú y México.

    Danilo Llanos dirige este montaje cuyo texto fue escrito especialmente para el proyecto por el destacado dramaturgo chileno Bosco Cayo (El Dylan, Plan Vivienda, La Dama de los Andes) y que cuenta con un elenco formado por Daniel Antivilo, Jaime Leiva, Daniella Misle y Katherine López.

    Ellos encarnan a dos hermanos peruanos que viven en Villa El Salvador, un gran asentamiento de 380 mil habitantes en las afueras de Lima, quienes deciden venir a Chile huyendo de la pobreza y del karma que significa la vinculación de su hermana mayor con Sendero luminoso, entonces en conflicto con el aparato militar fujimorista, a quien entregarán a la policía en la frontera a cambio de dinero. Una decisión que 13 años después, en 2018, tendrá efectos casi surrealistas en la mujer abandonada.    

    Un montaje que -como reflexiona Llanos- habla de “aquellos dispositivos de sobrevivencia que yo establezco en una búsqueda de un confort y que me llevan incluso a cortar afectos, a castrarlos y desecharlos para poder acceder a otras cosas”.

    En ese sentido, la nueva obra de La Peste reflexiona en torno a la idea de que las fronteras no son solo territoriales, sino que existe una diversidad de ellas “que nos condiciona en tanto estamos sujetos a cuestiones que son finalmente estructurales”, plantea el director.

    Una derrota de la idealización del Chile de esos años como un país pujante, que progresaba, pero que termina por estrellarse -explica Danilo- con la imposibilidad de los personajes de despojarse de una condición de clase que los acompañará aun fuera de los límites de su país. “Se trata de que yo voy a seguir siendo pobre en cualquier lugar, más allá de la frontera que atravieso”, profundiza.

    En ese sentido, Bosco Cayo destaca lo importante de “hacer de Fronteras un espejo de nuestra propia sociedad” y de que la obra “al hablar de las memorias políticas e históricas de dolor de ambos países, busque justamente graficar que finalmente Chile y Perú son dos territorios que pueden ser uno mismo”.

    La residencia en Perú

    El estreno de Fronteras estuvo precedido por una residencia artística de la compañía en Lima, donde visitaron lugares como Villa El Salvador, ciudad en la está ambientada parte de la obra. Algo que -según explica Llanos- les posibilitó conocer in situ aquellas dinámicas políticas y sociales que permiten explicarse la historia contemporánea de Perú y también de Chile. La tensión con la capital, las consecuencias de las dictaduras y la pobreza -representada por ejemplo en las tomas de terreno- son algunos de los insumos que hablan de esas realidades latinoamericanas. “A pesar de que muchos quieren distanciarnos, tenemos muchas similitudes con Perú”, destaca Danilo.  

    Junto con ello el director releva la importancia de haber puesto la dramaturgia de Fronteras, antes de terminarla, a disposición del colectivo limeño Ángel Demonio, lo que significó poder teñirla del imaginario de los actores y actrices de la compañía peruana. “Fue muy enriquecedor. Soltamos el texto y ellos lo resignificaron y nos devolvieron una reflexión desde la práctica, para nosotros profundizarla en la puesta en escena acá en Chile”, explica Llanos respecto a este trabajo de laboratorio entre ambas agrupaciones en el contexto del Festival Sala de Parto de Lima. En dicho evento, además, se llevó a cabo una lectura dramatizada del escrito final de Bosco Cayo.

    Equipo obra Fronteras

    En ese sentido, el dramaturgo destaca que “el apoyo de Ángel Demonio fue vital en el repaso de los acontecimientos históricos que se abordan en la obra, tanto para revisarlos y reafirmarlos, como para cuestionarlos y tensionarlos. Dejaron definitivamente una huella en el texto”.   

    Luego de su estreno en Chile, el montaje se presentará en México con el objetivo de observar -señala Danilo- “cómo esta obra que aborda temas universales puede resonar en otros territorios, y especialmente en uno marcado históricamente por la importancia social, económica  y cultural de su frontera”.

    El proyecto Fronteras cuenta con la ayuda del Programa Iberescena en su convocatoria 2018, siendo Teatro La Peste la primera compañía de regiones que se adjudica este fondo para un trabajo de creación.

    La entrada general tiene un costo de $3.500, y para estudiantes y tercera edad es de $2.500.

    Más información en el correo [email protected] y en el teléfono +56988059102. Encuentra a la compañía en Facebook como Centro de Investigación Teatro La Peste y en Twitter como @teatrolapeste.

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...