• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    Para muchos parecía un imposible. O, por lo menos, algo lejano de producirse. Es que las actividades de Manuel García en solitario no hacían presagiar un pronto retorno a los escenarios de Mecánica Popular. Y aunque García decía, cada vez que era consultado sobre la banda con la que construyó en Santiago sus primeros pasos musicales, que vendría algo, resultaba como una frase de esas que se dicen por cumplir o para salir del paso. Pero ahí estaban nuevamente parados sobre el escenario. Quizás no eran todos los mismos que alguna vez se presentaron como Mecánica Popular, en las últimas presentaciones que acompañaron el lanzamiento de “Fatamorgana”, pero las variaciones tampoco son muchas. En la primera línea García se acompaña de Diego Álvarez -guitarra- y Christián Bravo -bajo-, y desde el fondo los nuevos son Camilo Morales en batería y Gonzalo Canales en guitarra. Nuevo para Mecánica, pero no para los trabajos recientes de Manuel García en solitario.

    Bajo el escenario hay nuevo también y otros que esperaban hace tiempo la oportunidad. Son muchos de los viejos seguidores de la banda, los que apostados entre mesas y pegados unos a otros piden a gritos los temas que desean escuchar, para sentirse satisfechos y sentir que se ha saldado una deuda que ya tenía mucho tiempo de intereses. Pero como la sorpresa y la búsqueda de entregar temas no esperados es un algo presente en garcía como en Mecánica Popular, el inicio no escapó a ello. Los cinco integrantes simulan unos ponchos negros tipo Quilapayún y mezclan la introducción de la Cantata Santa María con el poema de Pablo Neruda, “Poderosa muerte”, en la versión de Los Jaivas. Luego los músicos se entregan a una revisión del repertorio de la banda, más una que otra sorpresa, un tema nuevo de Diego Álvarez, una versión para “No empañemos el agua” de Chinoy -sentado en la platea- y que García presenta como un tema que recién ha compuesto. Así como la presencia del vocalista de Jirafa Ardiendo, Alejandro Pino, para una versión de “El Sol a veces se equivoca”.

    El aplaudido y cantado repertorio incluyó, entre otros, temas como “Máquinas y sangre”, “Gatos” “El Sol a veces se equivoca”, “Los perros de la sangre”, “La flor del viejo hotel”, entre las que se intercalan nuevamente trozos de la Cantata y de Los Jaivas, así como “El arado” de Víctor Jara, tema que no los deja de acompañar, y que ahora se liga con el otro tema del creador popular que la banda ya había registrado de particular manera: “Girasol”.

    La banda cierra con dos temas más, luego de la solicitud de los asistentes que igualmente sienten que le quedaron debiendo un par de esas canciones que eran sus deseos, y que temen que pase nuevamente mucho tiempo antes que Mecánica Popular vuelva a tocar, pese a que se anuncia un disco para el próximo 2009. Tan solo una posibilidad diría el escéptico que me acompaña siempre.

    Mecánica Popular

    Viernes 12 de septiembre

    Club rock y guitarras

    $ 4.000

    Por  Jordi Berenguer

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...