• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    Las nochebuenas en el mundo están amenizadas por los acordes del villancico “Noche de Paz, Noche de Amor”, que año tras año suena sin descanso en la temporada decembrina.

    La primera vez que se interpretó fue el 24 de diciembre de 1818, en una pequeña iglesia de la localidad de Oberndorf, cerca de Salzburgo, Austria, en la voz de su letrista, Joseph Mohr (1792-1848), y de su compositor Franz Xaver Gruber (1786-1863).

    Dos años antes, Mohr estaba agobiado por un frío sin precedentes que golpeó a los Alpes austríacos y fue cuando escribió el poema de seis estrofas con el nombre de “El año sin verano”.

    Los historiadores coinciden en que el texto de la canción expresa un profundo anhelo de paz, esperanza y consuelo, reseñó la agencia EFE.

    “‘Noche de Paz’ es mucho más que una canción de Navidad”, resaltó Tina Breckwoldt, autora del libro “Ein Lied mit Geschichte” (Una canción con historia).

    La melodía se la pidió Mohr a Gruber, un maestro de escuela y organista, y según cuenta la leyenda se compuso para guitarra y coro porque el órgano de la iglesia de Oberndorf estaba corroído por los ratones y no había medios para repararlo.

    Después de ese debut, la pieza tuvo una acogida inigualable en los pueblos y empezó una expansión que sus creadores no visualizaron. Aquí les presentamos algunos datos de su avance en estos 200 años:

    •  Cientos de miles de soldados de diversas naciones la cantaron, en su idioma natal, el 24 de diciembre de 1914, en unas horas de tregua apodadas “milagro de hermandad”, durante la Primera Guerra Mundial.
    • En 1941, la dictadura nazi intentó imponer una versión de propaganda (cambiando la letra por “…todo duerme… Adolf Hitler vela por el destino de Alemania”), mientras el presidente de Estados Unidos, Franklin D. Roosevelt, y el primer ministro británico, Winston Churchill, la cantaban en la Casa Blanca.
    • Algunas de las estrellas que han presentado versiones propias del villancico son Bing Crosby, Simon y Garfunkel, Johnny Cash, Justin Bieber y Sinéad O’Connor.

    Hasta la fecha, ha sido traducida a más de 300 idiomas y dialectos y forma parte del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad de la Unesco.

    Planificar la Navidad hace a las personas más felices

    “¡Dame mi aguinaldo!”: Una de las tradiciones navideñas más populares de Venezuela

     

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...