• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    Cuentan que en 2006 el cantautor del folclor latinoamericano Adelis Freitez, fundador del reconocido grupo venezolano “Carota, Ñema y Tajá”, fue recluido en el hospital de la Universidad Central de Venezuela (UCV), en Caracas, con un serio problema en el corazón.

    En aquella época Freitez tenía 63 años y las coronarias tapadas de tanto comer suero, queso, chicharrón, “carotas” (granos negros), “ñema” (huevo) y “tajá” (plátano), comidas con mucha grasa pero que son las predilectas de los “guaros”, como se les identifica a los habitantes de Lara, estado del centro-occidente de Venezuela, donde nació y vive Adelis Freitez.

    Entre dolores y punzadas de pecho, su corazón encontró inesperadamente una canción de esas que saltan del alma sin dejar casi tiempo para anotarlas.

    Sin papel, Freitez, agarró como un pergamino, la sábana blanca del hospital y la escribió como si se la dictara Dios o el propio San Antonio, el santo tamunanguero de los larenses.

    “Porque la tengo segura no le temo a la muerte / más le temo a la vida porque depende de la suerte / y la suerte no es del hombre pobre, precisamente…”, dice esta famosa y reflexiva pieza titulada “Vivencias”, escrita por el compositor de otros grandes temas del folclor venezolano, como “El espanto”, “Acidito” y “Estamos de fiesta”, entre muchas otras.

    Portada del libro “Vivir para cantarla. Vivencias y canciones” (2018), publicado recientemente por la casa editora venezolana “El perro y la rana”.

    De la composición y canto de ésta y otras piezas escribe el cantautor latinoamericano de 75 años de edad, en su libro autobiográfico “Vivir para cantarla. Vivencias y canciones” (2018), que presentó recientemente la casa editora “El perro y la rana”.

    En este texto de 200 páginas el cultor cuenta lo más resaltante de su trayectoria artística, los secretos de sus habilidades para componer, su infancia, sus amores, su paternidad y tambien muestra relatos de su autoría y fotografías de momentos que quedaron marcados en su memoria.

    “Cuento muchas cosas, la manera de hacer una canción, por qué nace una canción; los compositores casi nunca hablan de cómo la hacen, con qué técnica si es que existe una técnica, también cuento la razón de algunas canciones, el libro se enfoca mucho en eso”, contó Fréitez para la Agencia Venezolana de Noticias (AVN), a propósito de la presentación de la publicación en la recientemente culminada Feria del Libro de Caracas.

    Dijo que “voy contando las razones de porqué algunas canciones nacieron; porqué escribir para llegarle a la gente y hacerlo con mucha honestidad, porqué hay hacedores de versos y hay poetas. La gente te descubre todo, por eso hay que poner el alma y el sentimiento”, enfatizó.

    El libro, que se editó en formato digital, puede ser descargado libremente en la página web de “El perro y la rana”:

    Vivir para cantarla: vivencias y canciones de Adelis Fréitez (Autobiografía)

    Continúa leyendo…

    Salsa: Orlando Poleo prenderá candelero musical en Caracas

    Teatro: “Desde las cosas más sencillas” del poeta Aquiles Nazoa recorre Venezuela

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...