• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.


    Hay quienes opinan que no hay músicas mayoritarias y minoritarias, o para ponerlo de manera más directa de gusto masivo o de minorías (elites le gusta llamarse a algunos), sino que hay canales mayoritarios y otros minoritarios, o segmentos como a algunos les gusta decir también, tienen en Sokio una prueba concreta y palpable de la teoría. Columbia, trabajo ubicable bajo la definición de electro-pop construye, desde esa mirada, una comunicación muy efectiva, con la incorporación de instrumentos de manera precisa y armonías tiranas, pero nada obvias.

    A la vez y pese a presentar muchos temas con títulos en inglés, letras en el mismo idioma, pese a contar con voces extranjeras y cruces musicales provenientes de otros territorios, termina siendo un trabajo muy de acá, donde las palabras no abundan -como en el universo comunicacional de Chile-, donde la expresión verbal nos resulta cara y donde solemos reiterar ideas, frases y sonidos, pero donde comunicamos mucho y algunas veces en exceso.

    Pero Columbia no cae en excesos, ni en desviaciones. Refleja, reproduce y limpia lo que somos. Nos muestra lineales, acompañados de unos beat que de manera tenue y en otras más marcadas, van acertando golpes sobre nuestros cerebros. Así “Árboles” o “Dinheiro” aproximan al auditor desde dos universos distantes, pero lo instalan en unas mismas coordenadas, aquellas que no tenemos claras, ya que hemos recibido tantas notas musicales en años y años de música, pero que sabemos que llevamos en nuestro registro. Lo mismo ocurre con “Arriba” donde una disección musical nos permitiría encontrar mucho que ya creemos o sentimos que hemos oído, pero que no sabríamos decir donde aparece. O la pequeña “Here” donde estamos aquí, pero a la vez en otro tiempo musical. Estas mismas ideas pasan en la versión del original “Pueblo Unido” de Sergio Ortega, llamada ahora solo “Pueblo”, y donde la voz de Carlos Cabezas enfría, le saca temperatura y la vuelve en una versión 2008, en el reflejo perfecto de lo que es hoy la idea de pueblo, y le quita, por supuesto, el concepto de unido, algo que hoy no existe.

    El cierre, previo al bonus track, es otro juego de lo que somos, ahora desde las letras, desde esa angustia que enfrentamos y que el ritmo musical nos presenta con una aceleración que calza con la solicitud de alejar la violencia. No debe ser extraño que la voz de “Así tal cual” sea femenina -Dadalu-, es decir, las víctimas de la mayor violencia del país. Otro reflejo más de la cercanía del trabajo o de la mirada desde el aquí y el ahora que nos entrega. Ideas en clave, sonidos tiranizadotes y el gusto que aún se sigan haciendo discos.

    Temas: 1. Why. 2. Song song alone. 3. Step. 4. Punquet. 5. Left you behind. 6. Árboles. 7. Cielito. 8. Bermuder. 9. Bodyfome. 10. Pueblo. 11. Dinheiro. 12. One. 13. Arriba. 14. Here. 15. Así tal cual. Bonus track: 16. Sing song alone (tender & hard mix).

    Invitados: Pedro Moura, Argenis Brito, Christian Stevenson, Daniel Díaz, Anna Omrod, Aldo Fragoso, Giancarlo Fragoso, John Zohlo, Carlos Cabezas, Dadalu.

    www.sokio.org

    Pueblo Nuevo

    (P) 2008.

    Por Jordi Berenguer

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...