• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    El secretario ejecutivo de la Asociación de Bancos Privados de Bolivia (Asoban), Nelson Villalobos, afirmó el viernes que la crisis que se vive en Argentina, donde su moneda sufrió una fuerte devaluación frente al dólar, no impacta de forma negativa a Bolivia.

    Según Villalobos, Asoban hizo una evaluación de las posibles afectaciones que puedan derivan de la crisis en el vecino país y concluyó que no existe un “movimiento inusual” de divisas en las zonas fronterizas, según refirió la Agencia Boliviana de Información (ABI).

    “Había inquietud respecto a lo que estaba sucediendo en algunos países vecinos, particularmente en Argentina, desde la banca se hizo un análisis, una evaluación y no percibe que haya un impacto severo en nuestra economía“, informó a los periodistas.

    Precisó que Asoban hizo una evaluación en zonas fronterizas con Argentina, como en Yacuiba, donde se evidenció retiros importantes de dinero, como se temió tras la crisis en el vecino país.

    “Sin duda estos fenómenos hacen que haya un mayor flujo de productos, de Argentina a Bolivia, pero no percibimos que haya grandes impactos o trastornos por esta condición”, insistió.

    La crisis del peso argentino no impactó en el boliviano. Foto: We

    Asoban sostuvo que las expectativas de crecimiento a la baja, devaluación del peso, una alta inflación y la dificultad para financiar el déficit fiscal son elementos que hacen pensar en que Argentina podría revivir una crisis similar a la de 2001, pero sin impactar a la economía boliviana.

    Las vulnerabilidades económicas, como su alto déficit y un impuesto a los bonos argentinos en manos de extranjeros, condujo a un cambio en la actitud del mercado que dio como resultado fuertes presiones sobre el peso, una prima de riesgo soberano más elevada y riesgos de liquidez a corto plazo, explica Roberto Cardarelli, jefe de la misión del FMI en Argentina, reseñó Página12.

    Por el contrario, la economía boliviana ha dado señales de fortaleza, no solo por la estabilidad de la moneda, sino por su crecimiento y baja inflación.

    Economía de Bolivia creció 4,44% en el primer trimestre de 2018

    Bolivia ha incrementado en 13 años su inversión pública en 6.863 millones de dólares

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...