• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    El futbolista brasileño Daniel Correa Freitas, de 24 años, fue encontrado el pasado sábado colgado en la rama de un árbol, casi decapitado y con sus genitales cortados, en Sao Jose dos Pinhais, en el estado de Paranácasi. La noticia ha generado un gran revuelo en Brasil.

    “Desde la aparición del cuerpo, fue una situación muy violenta. El hombre tenía dos cortes profundos en el cuello, su cabeza estaba casi decapitada y sus genitales cortados“, informó la policía a medios locales brasileños.

    Aunque todavía no hay causa oficial de la muerte, todo indica que Daniel Correa fue torturado, destacó el portal web besoccer.com, que refirió la noticia.

    Jugaba en calidad de cedido por el Sao Paolo en el club Sao Bento de la segunda división brasileña Foto Web.

    El centrocampista formado en las categorías infantiles y juveniles de Botafogo, pasó por Sao Paulo antes de ser cedido a Coritiba, Ponte Preta y Sao Bento, este último equipo en el que militaba hasta el trágico suceso. Las muestras de cariño a sus familiares y amigos se han reproducido a través de las redes sociales, refirió el portal.

    Detenidos por muerte del futbolista

    Al menos tres personas fueron detenidas este jueves por el homicidio del futbolista, entre las cuales se encuentra un empresario identificado como Edson Brittes Júnior, la esposa de éste y su hija de 18 años.

     Ésta última invitó al futbolista a su fiesta de cumpleaños en la localidad de Sao José dos Pinhais, en la región metropolitana de la ciudad de Curitiba, en el sur de Brasil.

    Las autoridades buscan además a otros tres sospechosos por su supuesta participación en el asesinato del jugador, según informó el comisario Amadeu Trevisan, encargado del caso, en una rueda de prensa.

    De acuerdo con las investigaciones, el futbolista, de 24 años, “habría sido sorprendido en la cama” con la mujer de Brittes, principal sospechoso, motivo por el cual “recibió una paliza”, para posteriormente ser trasladado en el maletero de un auto a un local cercano donde fue cometido el crimen.

    Futbolista Daniel Correa Freitas. Foto Web.

     “Con certeza (fue torturado, confirmó la autoridad policial) porque recibió una paliza dentro de la casa y después tuvo el cuello cortado y los órganos genitales extirpados”, afirmó Trevisan, según reseñó el portal web. as.com.

    Correa, que jugaba en calidad de cedido en el club Sao Bento, de la segunda división brasileña, llegó el viernes de la semana pasada a Curitiba para asistir a la fiesta de cumpleaños, que se prolongó hasta altas horas de la madrugada.

    Buscan a los otros implicados

    La defensa de Brittes alegó que el futbolista habría intentado violar a su esposa, algo que la Policía no confirma, pero que investigará, y que por eso perdió el control y agredió al futbolista hasta matarle.

    Según las autoridades, antes de ser sorprendido, el joven centrocampista mandó fotografías a sus amigos  en las que aparecía él con la esposa del principal acusado, quien al parecer estaba dormida.

    “Fue una exageración por parte del autor por más que (Daniel) hubiera tenido una relación con su esposa, algo que aún no sabemos. Fue un exceso, totalmente desproporcionado. No había necesidad de haberle exterminado y mucho menos de esa forma insidiosa y cruel”, señaló Trevisan.

    La esposa y la hija del empresario también fueron detenidas de manera temporal por un plazo máximo de treinta días porque “estuvieron todo el tiempo en el escenario del crimen y posiblemente dieron algún tipo de ayuda”, según el comisario.

    El cuerpo de Daniel fue encontrado el sábado pasado en una zona boscosa, cerca de una carretera secundaria de Sao José dos Pinhais, donde la Policía busca desde entonces el cuchillo con el que fue cometido el asesinato.

    Las investigaciones continúan y además de los sospechosos implicados, la Policía tiene pensado interrogar a todas las personas que se encontraban en la residencia familiar.

    “Estamos identificando a otras tres personas más porque él solo no lo hizo, con seguridad más personas participaron en el crimen”, añadió Trevisan.

    Otras notas de interés:

    Alemania consternada por asesinato de una joven

     

    Degollada por ser testigo del asesinato de su abuela

     

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...