• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    La defensa del expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva (2003-2011) presentó ante el Tribunal Supremo Federal un nuevo “habeas corpus” en el que piden su puesta en libertad tras quedar en evidencia la parcialidad política del juez Sérgio Moro, quien dicto su encarcelamiento.

    La semana pasada, Moro aceptó la invitación del presidente electo de la nación, el ultraderechista Jair Bolsonaro, para ser su Ministro de Justicia.

    A través de un comunicado, los abogados del exmandatario explicaron que con este recurso buscan conseguir “la nulidad del proceso”, su “libertad” y el impedimento de Moro, a quien califican de “juez político”.

    “Lula es víctima de una verdadera cacería judicial por parte de un agente togado que utilizó indebidamente expedientes jurídicos para perseguir políticamente a un ciudadano, buscando anular uno por uno sus libertades y derechos”, explicaron.

    Además, instaron al tribunal a no ceder a presiones externas, porque “la historia no acaba en 2018. Los jueces justicieros vienen y van pero el Tribunal Supremo permanece”.

    “El juez actuó de forma política. Durante la campaña electoral, mantuvo contacto con la cúpula del candidato Bolsonaro y durante ese período también se estuvo frente al proceso contra Lula, que hasta agosto lideraba las encuestas de intención de voto”, señalaron.

    Lula, una víctima de “lawfare”

    Cuando la semana pasada Moro anunció que se sumaría al futuro Gabinete de Bolsonaro, la defensa del expresidente denunció que ese fichaje demuestra que Lula fue “procesado, condenado y encarcelado sin que haya cometido un delito, con el claro objetivo de impedirlo políticamente”.

    “Es un lawfare (guerra jurídica) en su esencia, debido a que Lula sufre una intensa persecución política en medio del abuso y del mal uso de las leyes y procedimientos jurídicos”, manifestó el abogado Cristiano Zanin Martins en esa oportunidad.

    Moro dijo hace dos años, en una entrevista al diario O Estado de S. Paulo, que “jamás” incursionaría en el mundo de la política, pero sucumbió rápidamente ante la oferta de Bolsonaro, supuestamente, por “la perspectiva de poner en marcha una agenda fuerte de lucha contra la corrupción y el crimen organizado”.

    Bolsonaro perjudicará a Brasil si actúa en contra de los principios del BRICS

    Sergio Moro como ministro de justicia reafirma que Lula es víctima de “lawfare”

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...