• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    Indígenas que habitan al sureste de Pará, en Brasil, pertenecientes a la tribu Xikrin, demandaron a una transnacional de la minería por explotación de un yacimiento de cobre en un área protegida que, además, termina contaminando los ríos cercanos.

    El pasado 10 de julio, los indígenas Xikrin presentaron la más nueva demanda judicial contra la compañía minera Vale, la tercera mayor empresa de Brasil, que la semana pasada anunció volúmenes récord de producción y distribución de mineral.

    En este primer semestre de 2018, el aumento en los volúmenes de cobre fue impulsado por el “fuerte desempeño de la operación de Salobo”, filial de Vale, demandada por los Xikrin.

    Aunque Salobo no es la más antigua, ni la mayor, ni la más polémica de las filiales de Vale en el entorno de la tierra indígena, sí es la que peores estragos ocasiona a la etnia Xikrin.

    Esta empresa opera en el corazón del Bosque Nacional de Tapirapé-Aquíri, de donde extrae 100 mil toneladas anuales de cobre. Entró en operación en el año 2012, después de ser objeto de denuncias de los Xikrin.

    Con la licencia de operación de Salobo vencida, los abogados de los Xikrin quieren evitar que la renovación ocurra en el tribunal donde existen 15 procesos activos. “En razón de la ausencia de estudios de componente indígena y por el incumplimiento de condicionantes, las licencias emitidas hasta ahora son nulas. Sólo después de la presentación de los estudios sobre el impacto en las comunidades indígenas es que se debe emitir o no una nueva licencia de operación, según juzgue viable el emprendimiento “, argumentan los representantes legales.

    Impacto ambiental

    La empresa Vale “no consagró estudios póstumos y previos del impacto ambiental a las comunidades indígenas, infringiendo el principio de la precaución, y permitieron el funcionamiento “de Salobo, lamentan los abogados.

    El proceso acusa de negligencia a instituciones del Estado por no haber exigido con suficiente énfasis que la empresa presentara los impactos de Salobo sobre los indígenas Xikrin. Por eso, son reos en la acción por parte de la Agencia Nacional de Minería.

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...