• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    El Ministerio de Salud de Brasil confirmó este lunes que 21 servidores públicos y cuatro pilotos se vieron impedidos por indígenas Yanomami de salir de una aldea en la región de Surucucu, municipio de Alto Alegre, en el norte de Roraima.

    Los indígenas retenían las tres aeronaves usadas por los profesionales que prestan servicio de atención a la salud en las aldeas. Ellos forman parte de la Secretaría Especial de Salud Indígena (Sesai) del Ministerio.

    Según el Gobierno, los equipos no fueron secuestrados por los indígenas y siguen realizando sus asignaciones diarias, estando en sus alojamientos. “Ningún profesional fue retenido o preso por los indígenas y no hay discontinuidad en las atenciones”, informó el Ministerio en una nota.

    La manifestación delos indígenas ocurre tras la muerte de dos niños menores de un año en la región. Un recién nacido falleció debido a la broncoaspiración (por regurgitación) el pasado día 31 del mes pasado. Otro bebé, de 12 días, también murió, aparentemente debido a complicaciones derivadas de una neumonía.

    El Ministerio dice que lamenta la muerte de los niños e informa que los dos casos son de “investigación obligatoria”.

    Equipos multidisciplinarios

    Según informaciones locales, los indígenas exigen la salida del coordinador del Distrito Sanitario Especial Indígena Yanomami (DSEI-Y), Rousicler de Jesús Oliveira. En la nota, el Ministerio informa que el nombramiento de cargos de libre provisión es atribución exclusiva del Poder Ejecutivo, pero que mantiene “el compromiso de continuar trabajando en diálogo constante con los liderazgos para la ampliación y la calificación de las acciones de salud de todos los indígenas brasileños, garantizando el pleno ejercicio del control social “.

    De acuerdo con la cartera, la atención en la región es realizada por intermedio de dos equipos multidisciplinarios, que cuentan en total con dos enfermeros, 13 técnicos de enfermería y dos médicos para atender a un total de 40 aldeas. La región también cuenta con un helicóptero para dar asistencia a los desplazamientos de los equipos.

    El DSEI encaminó una aeronave a la región para realizar la remoción de dos pacientes, acompañados de un enfermero, que ya se encuentra en Boa Vista.

    Las acciones de salud desarrolladas por Sesai atiende, según el Gobierno federal, a unos 700 mil indígenas, pertenecientes a 305 etnias que viven en 5.700 aldeas en todo el país.

    Venezuela: médicos latinoamericanos por la salud indígena en Amazonas

    La minería ilegal está envenenando a los pueblos originarios del Amazonas

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...