• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    Los ecologistas temen daños irreversibles en la Amazonía brasileña si triunfa el candidato presidencial de ultraderecha Jair Bolsonaro, quien promete eliminar el Ministerio de Medio Ambiente, impunidad a la deforestación y sacar al país del Acuerdo de París.

    En la región del suroeste del estado de Pará, situada en la parte occidental de la Amazonía, marcada por la violencia y la destrucción al medio ambiente, la actividad maderera ilícita ha vuelto a funcionar a plena luz del día, con camiones cargados de troncos la carretera PA-70.

    El excapitán del Ejército también prometió acabar “con la industria de las multas” medioambientales si vence el próximo domingo en la segunda vuelta electoral, en la que se presenta como claro favorito a la luz de la encuestas.

    A cuatro días de los comicios, camionetas pick-up y autos de todo tipo son decorados con la imagen del candidato radical, quien ya dijo que eliminaría el Ministerio de Medio Ambiente y declararía “terroristas” a los campesinos sin tierra que “invadan” fincas en la región, muchas ilegales y fruto de robo de tierras públicas.

    Atentados a ambientalistas

    En los últimos días, dos patrullas ambientales de órganos federales que luchan contra la deforestación fueron atacadas, mientras emprendían operaciones de control.

    El sábado pasado, en la ciudad de Buritis, en el estado amazónico de Rondonia, un hombre roció gasolina a tres autos del Instituto Brasileño del Medio Ambiente y de los Recursos Naturales Renovables (IBAMA).

    El viernes, la policía evitó un ataque de decenas de personas contra un equipo del Instituto Chico Mendes para la Conservación de la Biodiversidad (ICMBio), en una reserva en el estado de Pará, en la que un puente fue quemado para impedir que los fiscales ambientales pudieran ejercer sus funciones.

    Amenaza a la Amazonía

    De acuerdo con datos del Instituto Nacional de Investigaciones Espaciales (INPE), la deforestación en la Amazonía aumentó 36% entre junio y septiembre pasados, período de precampaña y campaña electoral, respecto a 2017. En esos cuatro meses, 2.414 kilómetros cuadrados de selva fueron arrasados, según el INPE.

    Aunque no ha habido cambio en la legislación, la posibilidad de que Bolsonaro dé rienda suelta a la deforestación en la Amazonía podría haber generado a nivel local una mayor acción de madereros ilegales, productores de ganado que se apropian de tierras públicas y especuladores.

    Debido a la exploración de recursos naturales, la expansión de la agricultura y la ganadería desde la década de 1960, la Amazonía brasileña perdió cerca del 18% de su selva originaria en cuatro décadas, lo que generó numerosas transformaciones en la región.

    Ecologistas y científicos expertos en la Amazonía advierten que si continúa su destrucción podría estar cercana a un punto de no retorno, en el que la selva iría transformándose paulatinamente en una sabana, según expertos.

    Con cerca de una quinta parte de todos los recursos de agua dulce superficial de la Tierra y una extensión de selva cercana a dos tercios del territorio continental de Estados Unidos, la Amazonía es considerada fundamental para el planeta y la lucha contra el cambio climático, así como para generar el ciclo de lluvias en América del Sur.

    Futuro de la Amazonía en juego con las próximas elecciones de Brasil

    Más de 300 pueblos indígenas temen perder sus tierras y derechos si triunfa Bolsonaro

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...