• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    El Senado brasileño aprobó este miércoles un polémico proyecto de ley que aumenta en un 16 por ciento el salario de los jueces del Supremo Tribunal Federal (STF) y de la Fiscal General.

    Los sueldos de estas corporaciones marcan el límite de lo que puede ganar cualquier funcionario público. La nueva medida generaría un ‘efecto cascada’ en otras carreras cuyo coste anual está calculado en unos 5.300 millones de reales (unos 1.415 millones de dólares anuales), según la propia Cámara Alta.

    El aumento, que representará que los 11 jueces de la corte suprema y la Fiscal General pasen de ganar 33.700 reales a 39.200 reales (de 9.000 a 10.450 dólares) mensuales, supone el primer contratiempo para el presidente electo, Jair Bolsonaro, en un momento de ajustes y recortes económicos y que generará un gasto extra para el Gobierno.

    Senado de Brasil decide en un momento de recorte presupuestario anunciado por Bolsonaro.

    El propio Bolsonaro afirmó este miércoles que “obviamente no es el momento” de ampliar los gastos y que ve el aumento de los desembolsos del gobierno “con preocupación”, y calificó la medida de “impopular” ante la población y la opinión pública.

    “Estamos terminando un año con déficit y empezaremos otro año con déficit. Estamos en una fase en la que todo el mundo tiene o nadie tiene. Sabemos que el Judicial es el más bien situado entre los poderes, y vemos el aumento con preocupación”, dijo.

    El impacto de la medida se explica en el llamado ‘efecto cascada’ de la decisión.

    El sueldo de los jueces de la Corte Suprema marca el límite de los ingresos de los funcionarios públicos. Si el salario sube también aumenta el número de empleados públicos que podrán recibir un valor mayor por gratificaciones y pagos extras que hoy sobrepasarían el límite.

    La propuesta de reajuste fue enviada al Congreso en 2015 por el entonces presidente de la Corte Suprema, Ricardo Lewandowski. Un año después, la Cámara aprobó el reajuste, aunque la votación no llegó al Senado y estaba parada desde entonces.

    La votación sorpresa se hizo este miércoles tras una articulación realizada por el oficialista Movimiento Democrático Brasileño (MDB), el partido del presidente Michel Temer. El presidente del Senado, Eunicio Oliveira, del MDB, colocó a última hora el proyecto para votación, algo que tomó por sorpresa a muchos parlamentarios.

    El aumento del 16 por ciento en el sueldo de los magistrados del STF lo aprobaron 41 senadores, mientras que 16 votaron en contra y hubo una abstención.

    Con el nuevo tope salarial los jueces brasileños pasan a ganar 18 veces más que el sueldo medio en el país, de 2.149 reales (573 dólares), según datos del oficial Instituto Brasileño de Geografía y Estadística (IBGE).

     

    Fuente: Xinhua

     

    Continúa leyendo…

    El odio de Bolsonaro podría iniciar un genocidio indígena en Brasil

    Sergio Moro alaba a Bolsonaro y defiende desde ya sus futuras políticas

     

     

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...