• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    Nuevamente las palabras de Jorge Medina, Cardenal de la Iglesia Católica aparecidas en el Mercurio de hoy, reflejan de cuerpo entero la ancestral y degradante mirada misógina, patriarcal y machista negadora del derecho al placer hacia las mujeres.


    ¿Por qué a este señor le interesa la coherencia entre el color del vestido usado por las mujeres que contraen matrimonio y su comportamiento sexual previo?…¿Por qué el color del traje usado por los varones no le interesa?: De hecho ellos suelen vestir de colores negros u oscuros. Es evidente que el orden patriarcal no sólo no se interesa por condenar la experiencia sexual previa al matrimonio, de parte de los varones, sino que por el contrario espera su experticia, su ejercicio pródigo, obviamente con mujeres de peor categoría que la virginal mujer elegida para la formación de la “sacra familia oficial”

    Esta lapidaria solicitud del Cardenal, de pedir a mujeres con trayectoria sexual previa al matrimonio vestir de perritas dálmata en la ceremonia, nos sugiere otra pregunta: ¿De qué color debiera a su juicio, ser la vestimenta del cada vez mas alto porcentaje de sacerdotes, que hoy se conoce que han cometido acciones pedófilas? ¿De qué color debieran vestir aquellos militares, con los cuales Ud comparte amistades y encuentros sociales, quienes participaron de atropellos a los derechos humanos?. Creemos no haber sabido su opinión al respecto.

    ¿Qué criterio usa Ud para vestirse de blanco, habiendo avalado con su silencio y a veces también con sus, gestos torturas, asesinatos y múltiples atropellos a quienes no piensan como Ud?: No debiera ponerse Ud también el traje de Dálmata o de Negro completo?

    …Antes los pastores eran acogedores, comprensivos, cercanos. Hoy no parecen pastores, sino guardianes – sin pretender ofender a los canes- los jerarcas de hoy, en ocasiones, más parecen perros pittburg, que en cualquier arrebato atacan a quienes deben proteger. Reiteramos (perdón perros).

    Parafraseando a un antiguo mandatario, declaramos que mientras más conocemos a los curas, mejor entendemos a Jesús en el templo, cuando expulsó a los mercaderes de la fe.

    Zulema y Hugo, Una pareja de Dálmatas Felices y sin culpas

    Santiago domingo 18 noviembre 2007

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...