• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    Elena Varela, documentalista,  detenida el 7 de mayo en Licanray fue acusada de “asociación ilícita por delinquir y de dos delitos de robo con violencia” . Elena Varela se encontraba realizando un documental llamado Newen Mapuche con fondos concursables otorgados por el Fondo Audiovisual, – su temática  el conflicto mapuche con las empresas forestales-.
    Este documental, iniciado con posterioridad a los delitos que se le imputan, ha cumplido los requisitos establecidos por el Fondo Audiovisual.

    Es el tercer caso de detención en los últimos dos meses de documentalistas que registran el conflicto declarado entre las empresas forestales que producen, – en los hechos -, una terrible agresión ambiental en Arauco y Malleco y los mapuches que defienden su derecho a vivir dignamente en sus territorios ancestrales. Dos periodistas franceses, Christopher Cyril Harrison y Joffrey Paul Rossj, fueron detenidos el 17 de marzo pasado en Collipulli, mientras filmaban a un werkén. La policía requisó los equipos de filmación, así como las cintas que contenían el trabajo realizado hasta ese momento. Aunque hubo un intento de expulsión, el consul francés evitó que eso ocurriera. Dos días fueron agredidos en la calle junto
    al werkén por un grupo de doce personas. Algo similar ocurrió el sábado 3 de mayo con Giuseppe Gabriele y Dario Loseffi, dos documentalistas italianos, en momentos en que hacían un registro audiovisual de una movilización mapuche en un predio de Forestal Mininco, reivindicado hace casi dos décadas por la Comunidad Chupilko.

    Coincidentemente con los casos anteriores, el material de cámara, los archivos y documentos pertenecientes a la producción del documental Newen Mapuche fueron incautados por la Policía de Investigaciones.
    No hay razón alguna para que el documental Newen Mapu Che sea vinculado a los “supuestos” delitos anteriores de Elena Varela.
    Denunciamos la incautación de sus registros como una grave violación del derecho de autor. Atropella también gravemente el deber ético del documentalista, y por ende de la institucionalidad del estado, de
    proteger contra usos indebidos los testimonios registrados durante el proceso documental.

    Es esencial que todos los chilenos exijamos respeto al trabajo periodístico y documental en general y particularmente a aquel que intenta amplificar la voz de las comunidades mapuches hasta ahora
    silenciada por los medios y el estado.

    Debemos exigir para Elena Varela un juicio justo, la presunción de inocencia y la libertad mientras dure el proceso. Exigir también la continuidad del documental Newen Mapu Che, su desvinculación de los
    supuestos delitos de que se la acusa y el respeto integral a su derecho de autor para todo el proceso de creación. Y por último la devolución de todo el registro documental, archivos y documentos incautados y la prohibición de que sean manipulados, revisados y usados por terceros.

    Debemos respaldar además la forma en que actualmente el Fondo Audiovisual asigna recursos a producciones audiovisuales. Se trata de un instrumento transparente que asigna los premios, bajo criterios
    técnicos y artísticos, dejando de lado consideraciónes políticas y policiales. Por lo tanto, debemos rechazar la pretensión manifestada por autoridades de Gobierno y Parlamentarios de oposición de
    solicitar antecedentes penales a los postulantes a fondos de cultura .

    Debemos exigir un pronunciamiento formal y público de parte del Gobierno y del Consejo de las Artes y la Industria Audiovisual que incluya la defensa integral del trabajo periodístico y documental, de
    los derechos de autor involucrados y de la privacidad de los materiales audiovisuales registrados durante su realización.

    En los próximos días diferentes organizaciones lideradas por la Plataforma Audiovisual de Chile impulsaran acciones y movilizaciones incluyendo recursos de amparo para proteger a Elena Varela y su
    trabajo documental.

    Llamo a todo nuestro equipo de investigación y realización, amigos y compañeros de ruta documentalistas, a realizar todas las acciones que estén a su alcance para lograr este objetivo.

    Francisco Gedda


    CARTA DE ELENA VARELA

    “A: Paulina Urrutia, Carolina Leiva, René Inostroza, Arturo Barrios, Leonardo Ordoñez (CORFO).

    Señores:Consejo de la Cultura (CNCA) y Fondo Audiovisual (CORFO)

    Presente,   Estimados, les escribo desde esta cárcel siniestra y fría, donde no hay árboles, ni flores, ni poesía, ni música, ni cantos. Un lugar donde ha vencido el cemento y las alambradas. Es difícil para mí poder relatar lo que me está sucediendo.

    Hace años, desde que comencé a darme cuenta de que existían las cosas hermosas de la naturaleza y las creadas por el hombre, me enamoré de la música, la poesía y el cine. Pero no sólo existen estas cosas sabrosas de la vida. También hay injusticias, hay historias tristes en nuestra humanidad. Hay un espacio de Chile que ha sufrido y ha sido castigado, hay verdades en otros mundos, hay memorias que se olvidan.

    En los últimos diez años estuve luchando por la educación artística, por generar espacios de participación y expresión cultural. Fundé la “Escuela de Todas Las Artes”, el “Colectivo de Cine Ojo Film”, la “Orquesta Sinfónica de niños de Panguipulli” y la “Productora de cine Ojo Film”. Realicé muchas creaciones y eduqué a muchos jóvenes, niños y adultos. Fui encargada de cultura en Pucón y muchas otras labores artísticas.

    En mi creación he buscado las historias de grupos sociales y político que ha sufrido el atropello en derechos humanos u otro tipo de proceso político, cultural y social. Por mi cámara han pasado todo tipo de actores sociales, personajes, algunos perseguidos antes y ahora.

    Porque soy documentalista, soy cineasta, y soy artista.

    Creí que el haber participado en el Consejo de la Cultura y en el Fondo Nacional Audiovisual, en democracia, me permitiría mostrar otros mundos, y que de verdad tenía este apoyo. Pero aquí estoy perseguida, inculpada y detenida de cargos que no he hecho. Lo que en verdad he realizado es la búsqueda de memoria, la razón de la lucha de muchos grupos sociales y lo he realizado junto a muchos otros profesionales del área audiovisual y a través de fondos CORFO y CNCA.

    Hace cuatro años que investigo el conflicto del pueblo Mapuche con las Forestales y con el Estado, cosa que ha sido muy difícil, por una parte exponerme y entregarme a sus pensamientos y a sus creencias para contar con su mirada, su punto de vista y su razón. Creo haber comprendido esto y por otro lado, la inmensa represión que se ha sometido a sus actores sociales. Yo en medio de esto he logrado recopilar material histórico y realizar un relatado guión cinematográfico construyendo la película cuestionada: “ NEWEN MAPUCHE”.

    Este proyecto ha pasado por distintas etapas en su creación; primero CORFO lo apoyó en el 2005. Hoy su tráiler está en página web de CORFO.

    Creo en mis capacidades artísticas y concursé al Fondo Audiovisual con el apoyo de destacados profesionales, documentalistas y cineastas, por lo que sé que mi proceso de haber ganado el fondo Audiovisual es algo conquistado con esfuerzo y perseverancia y con mucho amor, porque no decirlo.

    Sin embargo, hoy día mis registros audiovisuales, que reúnen la acumulación de historias, testimonios y relatos realizados durante todos estos años han sido requisados por la Policía de Investigaciones, perdiendo mis materiales audiovisuales y exponiendo a muchos entrevistados que han relatado su experiencia, puntos de vista, testimonio e historia en estos documentales. Todo material escrito en investigación de proceso de personajes e histórico, grabaciones y guiones, han sido requisados por la Policía de Investigaciones, los que han montado un relato mediático, ofendiendo mi trabajo y a los trabajadores audiovisuales que han trabajado o laboran conmigo actualmente, inculpándome en calidad de terrorista, asaltante, exmirista y otros cargos por lo cual se me imputa.

    Por esto, dudo de la forma y utilización que harán con éstos relatos históricos, ya que están siendo utilizados en mi contra para involucrarme con una historia que ellos no han podido resolver.

    Mi detención ha sido siniestra, cual CNI en los años de dictadura, me han interrogado, me han amenazado con mi familia, han dado un montaje mediático denigrando mi labor como cineasta y documentalista.

    En mis creaciones queda plasmado mi talento y mi fuerte dedicación en lo que realizo.

    Por otro lado, mi equipo técnico fue detenido de la manera más oscura, nuestra casa productora fue allanada, por lo tanto destrozaron y se llevaron muchas cosas.

    Yo he sido hasta ahora incomunicada sin derecho a leer, ver noticias y muchos otros derechos.

    Por otro lado, entre los detenidos, una de las mujeres resultó ser también del ámbito cultural, ella es la directora de Cultura de la Comuna de Ercilla a quién conocí el año 2005 en un Diplomado en gestión Cultural dictado por el CNCA.

    Además, mi otra película, “Los Sueños Del Comandante”, documental apoyado por CORFO 2006, que relata la historia del Complejo Maderero Panguipulli, el Movimiento Obrero Campesino, la Caravana de la Muerte y la guerrilla del MIR en los 80¨. Es decir, la historia social de NELTUME. Todo esto, todo este trabajo, todas las cintas con entrevistados, ha sufrido la misma experiencia, han sido requisados por la Policía de Investigaciones.

    Ha sido requisado todo tipo de material audiovisual, grabaciones, entrevistas, material de artes, como, banderas de épocas, lienzos, afiches y otros. Así también material escrito, guión, diarios y libros, entrevistas a ex militantes, mapuches y otros como presos y dirigentes,

    Estimados, apelo a su intervención en función de resguardar el material fílmico, la memoria de éstos trabajos, el resguardo de sus actores sociales y mi libertad, porque me encuentro privada de todo derecho y expresión.

    Además ruego a Ustedes intercedan por mis derechos como cineasta y creadora y por seguir adelante esta película. Solicito un recurso de amparo para quienes participan en este proyecto incluyéndome a mí y a mi hija América con la que he sido amenazada reiteradas veces.

    Junto con esto, el resguardo de material fílmico, la devolución de todas las cintas, celuloides, equipos de filmación y sonido requisado, los materiales de artes que han sido mal utilizados para desprestigiar este hermoso proyecto y mi labor como documentalista, como armas de juguetes, disfraces, banderas, lienzos, platería mapuche, megáfonos, celulares, cámaras fotográficas, fotos, escritos, guiones e investigación escrita, información de currículum, facturas de la empresa, comprobantes de compra de nuestros materiales y otros gastos, los que han sido requisados y que involucran este proyecto.

    En nombre del arte, la libertad de expresión y creación artística solicito mi libertad.

    En nombre de la dignidad de las personas y todo lo conseguido por los artistas que han luchado por una sociedad más justa, solicito mi libertad y justicia a lo que hemos sufrido.

    Atentamente,

    Elena Varela López
    Realizadora de documentales y cineasta.

    Comunicado Agrupación de documentalistas de la Araucanía

    A días de la detención de Elena Varela, documentalista radicada en Villarrica, y sobrepuestos del impacto generado por el improcedente despliegue mediático asociado a su detención, nos preguntamos  ¿Cuál es la relación que puede existir entre el caso policial vinculado a los asaltos, y un documental que intenta dar cuenta de la realidad del conflicto mapuche en nuestra región?

    A Elena Varela se le acusa de cooperar con dos asaltos efectuados por ex miristas. Por esta supuesta razón esta presa. Sin embargo ha sido detenida en un momento particular, cuando estaba desarrollando la grabación de su documental “Newen Mapu Che”, orientado a contar, desde la cara oculta de la realidad, -la del pueblo Mapuche-, los conflictos entre estos últimos, las forestales y el Estado.   Esta documentalista lleva tres años haciendo una investigación, entrevistando y grabando a muchas personas, en muchos escenarios. Todo ese material audiovisual ha sido requisado por la policía de investigaciones…. ¿ por qué?  ¿Es porque el documental de Elena Varela cuestiona profundamente la labor de un sector productivo muy poderoso en Chile como son las empresas forestales, una cadena de poder donde están las empresas de celulosa, que han arrasado con el ecosistema mapuche? Surge una fuerte evidencia del verdadero objetivo perseguido: El allanamiento de la oficina de la productora y el requisamiento de documentos, entrevistas (con testimonios de gente Mapuche, obviamente posibles dirigentes…), grabaciones y equipos.

    En este escenario asombra la timidez del gobierno o la aparente confabulación del mismo con sectores empresariales para que a través del brazo legal y policial del Estado se pase por encima de la dignidad de las personas, de un pueblo y de sus artistas, que al parecer sólo pueden ejercer su labor si realizan obras que no cuestionen el modelo político económico.

    Creemos que el gobierno debe observar este proceso con cuidado y exigir respeto por las personas acusadas, así como solicitar la devolución del material audiovisual incautado, no solo, por no ser parte del proceso judicial sino también por su gran valor documental, y respetar de esta forma la ética de confidencialidad que proteje a los actores sociales involucrados cuando depositan su confianza en un documentalista.

    Hacemos un llamado al Consejo de la Cultura tanto a nivel Nacional, como Regional y a los futuros jurados de los fondos concursables, a no dejarse intimidar al momento de seleccionar o premiar proyectos que por su temática estén vinculados al mal llamado “conflicto mapuche”. Hacerlo sería dejar un vacío en la memoria de nuestro País y en la memoria imprescindible de la Región de la Araucanía.

    TRAC Araucanía, Asociación Gremial

    Agrupación de audiovisualistas de la Araucanía         [email protected]
    Temuco, 16 de mayo 2008

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...