• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    Llama la atención visitar los sitios web de las secretarías de Estado de algunos países latinoamericanos en contraste con lo que sucede al visitar los sitios de nuestros ministerios de Salud y Educación. Como pocos chilenos y chilenas sabemos, por lo cual aprovecho de reconocer la tremenda capacidad de nuestros medios de comunicación tradicionales y duopólicos para recorrer los territorios de la delincuencia y la farándula y difundirlos en todas sus planas, hace menos de un mes se realizó en México la primera Reunión de Ministros de Educación y Salud, en la cual 33 países de Latinoamérica y el Caribe acordaron impulsar políticas públicas para prevenir la expansión del VIH/Sida. Esta reunión tuvo como lema “Prevenir con educación”, y culminó con la adopción de una declaración consensuada sobre la importancia de la implementación de programas de educación integral en sexualidad y afectividad en el sistema escolar. De aquella declaración quiero traer a colación tres de sus señalamientos y cerrar con tres constataciones y tres interrogantes:

    2.6 La educación integral en sexualidad desde la infancia, favorece la adquisición gradual de la información y de los conocimientos necesarios para el desarrollo de las habilidades y de las actitudes apropiadas para vivir una vida plena y saludable, así como para reducir riesgos en materia de salud sexual y reproductiva.

    2.7 La evidencia científica ha demostrado que la educación integral en sexualidad, que incluye medidas de prevención de VIH/ITS como el uso del condón masculino y femenino en forma correcta y consistente, el acceso a las pruebas de detección y al tratamiento integral de ITS, y la disminución en el número de parejas sexuales no acelera el inicio de actividad sexual, ni la frecuencia de las relaciones.

    3.2 La educación integral en sexualidad tendrá una perspectiva amplia en el marco de los derechos humanos y el respeto a los valores de una sociedad democrática y pluralista en los que se desarrollan las familias y en las comunidades. Ésta incluirá aspectos biológicos, éticos, afectivos, sociales, culturales, de género, y sobre la diversidad de orientaciones e identidades sexuales, en el marco legal de cada país, para generar el respeto a las diferencias, el rechazo a toda forma de discriminación y
    promover entre los jóvenes la toma de decisiones responsables e informadas con relación al inicio de sus relaciones sexuales.

    Estas tres propuestas forman parte de un documento donde todas estas autoridades se comprometen a abordar de manera inmediata la implementación, sino la actualización de planes de educación sexual en sus sistemas educativos. Como se desprende de los textos presentados anteriormente esta aparece como una  necesidad urgente y un beneficio de larga implicacncia en términos de la calidad de la educación que reciben los niños, niñas y jóvenes que soportan nuestros sitemas educacionales y, porque no decirlo a sus autoridades.

    En Chile existe un plan nacional de educación sexual y afectividad bien conocido por las autoridades ministeriales, pero que desde su lanzamiento el año 2005, obviamente ha tenido menos difusión y proximidad al aula que los enredos sentimentales de nuestros futbolistas. Así, nadie puede exigirlo además.

    Pero, volviendo al inicio de mi escrito, al visitar las webs de los ministerios de Salud y educación al menos de México, Uruguay, Ecuador, tienen menciones sobre este encuentro y sus compromisos. ¿Qué esperaríamos que ocurriera con nuestra carteras ministeriales y sus sitios webs? Por supuesto, no existe información al respecto y lo que es más grave aun, en la pagina del ministerio de educación ¡¡¡¡ ni siquiera es posible acceder al Plan nacional de educación en sexualidad que el propio Mineduc ofreciera a la comunidad el 2005¡¡¡¡

    ¿Cómo podemos entender esta situación?

    Acá van mis tres preguntas:

    ¿Chile ya no forma parte de la comunidad de América Latina y el Caribe, por lo tanto no asistió al encuentro?

    ¿Es tan grande la influencia de los cuoteos y la falta de intersectorialidad en nuestro país que estos temas no son parte de una agenda ministerial, sino de manera circunstancial y transitoria?

    ¿La calidad de la educación sólo tiene importancia cuantitativa y nuestros niños, niñas y jóvenes no tienen otra meta que aportar a un buen SIMCE o rendir una PSU que le permita acceder a una educación superior de calidad también cuestionable?

    Les adjunto los links de los ministerio de países hermanos por si quieren informarse de esta reunión interministerial:

    http://www.msp.gub.uy/noticia_1986_1.html

    http://www.educacion.gov.ec/noticias/noticias.php?nav=noticias&varCodBol=1354&offset=0

    http://www.msp.gov.ec/index.php?option=com_content&task=view&id=231&Itemid=84

    Fraternalmente

    Juan Bastías Ovalle

    Encargado Area Representaciones Sociales y Derechos

    APROFA

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...