• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    Señores: Sociedad de Ecología de Chile, Presente

    Por medio de la presente, queremos expresarles nuestra preocupación ante el hecho de que las empresas Barrick Gold y Arauco, aparezcan como auspiciadores de la III Reunión Binacional de Ecología, organizada por la Sociedad de Ecología de Chile y la Asociación Argentina de Ecología.


    La transnacional minera Barrick Gold es conocida en Chile por destruir irreparablemente los glaciares Toro 1, Toro 2 y Esperanza, además de haber construido una pista de aterrizaje en un bofedal, propiciar una extracción minera que amenaza la cantidad y calidad de las aguas de toda la cuenca del valle del Huasco, haber ocultado derrames de petróleo y de cianuro cuando operaba la mina el Indio, y tener este tipo de prácticas en todos los países en los que se le ha permitido operar (Argentina ya ha sido testigo de esto luego de sufrir las consecuencias de la activa mina Veladero).

    Arauco por su parte, es tristemente célebre por la masiva muerte de cisnes en Valdivia, la inevitable contaminación del Valle del río Itata, la contaminación del río Mataquito, la plantación de pinos y eucaliptos en más de un millón de hectáreas del sur de Chile, erosionando la tierra, acidificando y consumiendo las aguas y destruyendo toda la biodiversidad con la que contaba la región.

    Nosotros, organizaciones ciudadanas que hemos sufrido los impactos negativos de estos mega-emprendimientos, que hemos sido reprimidos cada vez que intentamos defender la tierra en la que nacimos; que hemos visto corromperse familias, vecinos, autoridades, medios de comunicación, políticos, ante las ofertas de dinero que estas empresas hacen; no queremos creer que también los científicos de nuestros países entraron en esta dinámica.

    Queremos entender que toda actividad científica, para ser seria, rigurosa y objetiva, requiere de independencia. Sin esta condición, nos parece que los datos obtenidos carecen de credibilidad, o lo que es peor, son manipulados buscando que la ciencia legitime la muerte y destrucción de nuestras comunidades.

    Queremos seguir creyendo en el trabajo, la inteligencia y la entrega de gran parte de las y los científicos de nuestro país, muchos de los cuales aparecen ligados a esta reunión, y por lo mismo no entendemos cómo se prestan a participar de esta iniciativa.

    Por eso escribimos estas letras, por que la buena fe nos invita a pensar que la comunidad científica, absorta en sus investigaciones, no ha tomado conciencia de qué ha significado Barrick Gold Corp. (asociada al grupo Luksic), y Celco (ligada al grupo Angelini, que además ahora contra todos los informes científicos, intenta explotar minería en la Reserva Nacional Las Vicuñas, en Arica) para el ecosistema y las comunidades de nuestro país.

    Por lo mismo solicitamos, una explicación pública de la Sociedad de Ecología de Chile sobre esta escandalosa asociación para realizar su reunión, una retirada pública de ambas empresas de entre sus financistas, y quizás más importante que todo esto, una reflexión ética sobre el rol de la ciencia en el sostenimiento de un sistema depredador y de una cultura de muerte.

    Sin otro particular y esperando una pronta respuesta

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...