• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    Desde que Joaquín Lavín asumió un nuevo período como alcalde de Las Condes este 2017, comenzó una agenda anti delincuencia que ha causado bastantes polémicas por las medidas adoptadas. Primero fue el gas pimienta acondicionado especialmente para los inspectores municipales. Luego habló de que estos mismos funcionarios usaran máquinas de electroshock para reducir a personas que cometieran delitos (esto último no se llegó a cumplir). Durante el verano capacitó también a los inspectores en artes marciales.

    Ahora, una nueva medida de seguridad lo tiene otra vez en el foco de la noticia. El edil dio a conocer a través de un video colgado en Twitter otra herramienta para combatir la delincuencia. En las imágenes se puede ver un sistema de vigilancia que funciona a partir de drones. Pero la particularidad se da cuando la autoridad hace una demostración del funcionamiento, y comienza a hablar desde un walkie talkie. Su voz se escucha en unos parlantes dispuestos en el objeto volador.

    “A la persona que está bebiendo alcohol. El de camisa azul. Le pido que se retire. Si no se retira, en cinco minutos más llegarán inspectores municipales y Carabineros. El de camisa azul: no se puede beber en esta plaza. Última advertencia”, dice el edil, en un registro que ha pasado a formar parte del listado de momentos de culto de Lavín con los que muchos festinan.

    Puedes ver el video a continuación.

    ¿Qué te parece la medida?

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...