• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    Vía Resumen / El domingo recién pasado, el Centro de Investigación y Defensa Sur amplió ante la Corte de Apelaciones de Temuco, el recurso de amparo presentado en favor de la abogada Karina Riquelme en julio de este año, cuando denunció haber sido hostigada y seguida por Carabineros de Chile, tanto en dependencias de los tribunales como en su domicilio.

    Esta medida judicial presentada por el colectivo de abogadas y abogados defensores de comuneros mapuche en la Araucanía, viene a denunciar nuevos hechos de hostigamiento en contra de defensora Karina Riquelme, por quien ya se han presentado dos recursos de amparo sindicando responsabilidad de los hechos a Carabineros de Chile, específicamente, en contra de los miembros dirección de inteligencia de la institución policial.

    En conversación con Resumen, Karina Riquelme, abogada querellante en el marco de la viciada Operación Huracán, relató el nuevo episodio de hostigamiento: “En un contexto en que yo realizaba actividades privadas y me dirigía por una carretera, se encontraba una camioneta -que es la misma que nosotros denunciamos que estaba en la Corte de Apelaciones de Temuco fotografiándonos apostada en el camino con dos miembros del servicio de inteligencia policial (Dipolcar) que yo fotografié también en tribunales, con una cámara fotográfica- fuera de la camioneta apuntando el camino por donde yo pasé”.

    La abogada defensora expresó que la ampliación del recurso de amparo presentado en su favor, el pasado 26 de julio, es un llamado de atención. “Puede ser que Carabineros este realizando sus labores, pero lo que es extraño es que me encuentre continuamente con las personas que hemos denunciado. Por recomendación de mi abogado, decidimos dar cuenta de esto porque sabemos quiénes son y se les puede preguntar, efectivamente, que es lo que estaban haciendo. Lo más probable es que digan que estaba haciendo cualquier otra cosa, pero uno ya conoce a la gente, así que es mejor dar cuenta de lo que pasó”.

    El primer recurso de amparo presentado en favor de la defensora fue interpuesto en septiembre de 2016, dirigida en contra del entonces Gral. Christian Franzani Cifuentes, jefe de Carabineros de la IX zona de la Araucanía. En aquella ocasión la denuncia fue por constantes seguimientos y registros fotográficos por parte de funcionarios de civil de Carabineros de Chile en su contra, en el contexto de su ejercicio profesional, litigando en causas de derechos humanos, específicamente, en defensa del pueblo mapuche.

    El segundo fue presentado el pasado 26 de julio en la Corte de Apelaciones de Temuco, en aquella ocasión se denunció que la abogada Karina Riquelme y su colega Eduardo Painavilo, integrantes del Cidsur, fueron fotografiados durante la audiencia de los 12 Carabineros de Chile en que fueron formalizados por obstrucción a la investigación, falsificación de instrumento público, asociación ilícita, entre otros, en el marco de la Operación Huracán. Ademas, Riquelme fue hostigada en su domicilio por personas de civil, que alumbraron en reiteradas ocasiones las ventanas de su departamento con láser color verde, mientras se encontraba sola con su hija.

    La defensora explicó que esta conducta por parte de la Dipolcar, afecta directamente el libre desempeño de su labor como abogada de comuneros mapuche. “Los continuos hostigamientos creo que tienen como finalidad, trabajar psicológicamente a las personas que estamos tratando de descubrir delitos de alta gravedad y que repercuten en personas que tienen bastante poder, como lo son los fiscales”.

    Finalmente, la abogada se refirió al ex persecutor de la Fiscalía de Temuco, Luis Arroyo y a su larga trayectoria de 18 años en dicha institución. “Hay que ponerle atención a esta situación, porque él está siendo sindicado, no solo por mi sino que por más personas, incluso por miembros de la Dipolcar, como parte fundante de los hechos en el Caso Huracán. Él lleva 18 años como fiscal, por lo que su relación con esta policía (Dipolcar) tienen que ser de relaciones personales mayores, no menores, y no creo que esta se corte de un día para otro, por lo que no sé si estos hechos vienen desde la policía o de la Fiscalía”.

    Publicado en Resumen

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...