• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    Una jornada histórica y “muy triste” para el Maule Sur se vivió el pasado jueves 26 de julio, luego de que la empresa Iansa decidiera cerrar su planta de Linares, “un hecho que ha producido mucho dolor y rabia en la comunidad”, como afirmó el alcalde de la comuna, Mario Meza (RN), según consigna Emol.

    Luego de siete horas de reunión, el directorio de la azucarera definió iniciar un plan de cierre gradual que terminará a mediados de agosto. La firma adujo la baja del precio internacional del azúcar y una reducción de la superficie cultivada con remolacha en Chile.

    Por otro lado, la empresa comprometió apoyo para los agricultores de la región que tienen contrato vigente con la compañía, mediante el financiamiento del 50% del costo adicional de traslado a la planta de San Carlos.

    Se estima que más de 300 trabajadores de la planta quedarán cesantes, sin embargo, el total de afectados alcanzaría las cuatro mil personas, al considerar agricultores y transportistas. “Hicimos todo lo posible. Luchamos, movimos a los gremios y a las autoridades… No hubo voluntad de la empresa”, ha señalado Ciro Tapia, presidente del sindicato, a Biobiochile.cl.

    El alcalde Meza abordó la situación de los trabajadores que quedarán sin su fuente laboral. Dijo que se trata de “mano de obra calificada y no calificada”, que tendrá que ser absorbida, aunque “el cómo, cuánto y cuándo van a ser respuesta que vamos a dar con el Gobierno ya sea a nivel central y regional”, apuntó el jefe comunal.

    Mario Meza

    Respecto de las miles de personas con actividades relacionadas con la industria, el edil indicó que “se va a iniciar un proceso de fortalecimiento a través de la inyección de recursos públicos porque esos remolacheros y agricultores van a tener que buscar otros tipos de siembras o plantaciones”.

    Sin embargo, el alcalde de Linares reprochó al Gobierno por intervenir en la situación una vez que el destino de la planta azucarera ya estaba definido. “Si las autoridades del gobierno regional hubieran estado más en contacto y habrían generado más empatía, se generan los lazos, se mantienen las confianzas y todo se hace mucho mejor para emprender o buscar nuevas fuentes de trabajo”, dijo a Emol.

    “Hoy como le hablamos de reconversión de apoyo económico, de Fosis, de Sercotec, de Corfo a los trabajadores y agricultores si cuando se les requirió, sienten los afectados, no estuvo el Gobierno”, añadió.

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...