Año Nuevo: Autoridades de salud y bomberos llaman a no adquirir “spray de nieve” ni “globos de los deseos”

La Seremi de Salud de la Región Metropolitana y el Cuerpo de Bomberos de Santiago realizaron un llamado a la población a no comprar ni utilizar en las celebraciones de fin de año, los “globos de luz” o de “los deseos”, como también los globos led y las serpentinas spray.

Al respecto, el seremi de Salud RM (s), Omar Cáceres, indicó que los globos de luz, por contener parafina en su interior, pueden causar incendios como el ocurrido en el Cerro Manquehue hace unos años. Asimismo, precisó que en el caso de los globos led éstos poseen pilas y acrílicos, los que en un caso se alojaron en el ojo izquierdo de una niña.

Cabe mencionar que los globos de mala calidad no traen papel de arroz impregnado con retardante al fuego y posee un alambre que contamina. Se trata de un papel con poco grosor, por lo cual es más vulnerable a la humedad y a romperse con facilidad.

En ese sentido, la autoridad recordó que está vigente el Decreto N° 207 del año 1999 del Ministerio de Salud, el que prohíbe la inyección de gases u otros elementos que puedan constituir riesgo para la Salud, en globos de adorno o entretención.

En tanto, el segundo comandante del Cuerpo de Bomberos de Santiago, Diego Velásquez Medrano, explicó que el uso de este tipo de globos, se transforma en un potencial causante de incendios estructurales y/o forestales.

“El problema es que este tipo de artículos no están certificados por las autoridades, representando una amenaza constante, puesto que simulan un globo aerostático con fuego que se envía al aire, perdiéndose totalmente el control, pudiendo caer en pastizales secos, en casas y generando situaciones bastante complicadas. Por eso realizamos un llamado para no utilizar este tipo de elementos bajo ninguna circunstancia”, expresó.

Respecto al uso de spray (de nieve), las autoridades indicaron que este producto puede convertirse en una ráfaga incendiaria, ya que este tipo de elementos (serpentinas en spray y nieves artificiales) usan gases -para la expulsión del cotillón- que son altamente inflamables y que pueden generar en forma muy repentina, llamaradas.

Además, pueden resultar tóxicos si son ingeridos, inhalados o tienen contacto directo con la piel, puede causar congelación grave y la alta exposición puede causar dolor de cabeza, mareo, y hasta pérdida de conocimiento.

4,170,547FansMe gusta
115,360SeguidoresSeguir
290,250SeguidoresSeguir
16,265SuscriptoresSuscribirte

Más Leídos

Diputados forman la bancada “Vivienda digna, ciudad justa”, contra las irregularidades...

"Vamos a trabajar en la denuncia de situaciones irregulares, en la fiscalización de las inmobiliarias y sus mega proyectos, pero también avanzaremos en la...