• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    El Arzobispado de Santiago entregó una serie de recomendaciones a los sacerdotes con el fin de guiar el trabajo con menores de edad y personas vulnerables, y les llamó a evitar, por ejemplo, “dar palmadas en los glúteos” y “tocar el área de los genitales o el pecho” de los niños y niñas.

    En el documento, firmado por el arzobispo Ricardo Ezzati con el nombre “Orientaciones que fomentan el buen trato y la sana convivencia pastoral”, se indica que “estamos viviendo tiempos en nuestra Iglesia que nos llenan de dolor, vergüenza y desconcierto; pero, a la vez, son tiempos de esperanza, que invitan a fortalecer nuestra fe en Jesucristo”.

    Por ello, recomiendan que “no se debe estar a solas con un niño, niña, adolescentes o persona vulnerable en una residencia, dormitorios, vestuarios, sanitarios, duchas, cuarto de vestir o cualquier otro cuarto cerrado o área aislada que fuera inapropiada”.

    También señalan algunas conductas que pueden ser malinterpretadas, como “regalar dinero u otros objetos de valor”, mantener contacto demasiado frecuente por teléfono o correo electrónico, sacar fotos a los menores mientras están desnudos o se visten, junto con el uso de lenguaje inapropiado.

    Pero, uno de los aspectos más llamativos del texto es el denominado “muestras de afecto”, donde se expresa que “si bien dentro de nuestra misión está la de mostrar el amor del Padre y fomentar el encuentro con Cristo, existen algunas formas inapropiadas de expresar el afecto y la cercanía, las cuáles deben ser evitadas”.

    Entre estas muestras se encuentran los abrazos demasiado apretados, dar palmadas en los glúteos, tocar el área de los genitales o el pecho, recostarse o dormir junto a niños, niñas o adolescentes y dar masajes. Además, no se recomienda luchar o realizar juegos que implican tocarse de manera inapropiada, abrazar por detrás y besar en la boca.

    El documento fue creado por el Consejo para la Prevención de Abusos del Arzobispado de Santiago con la participación de diversos actores y entrará en “plena vigencia” el 28 de abril de 2019, y se encontraba publicado en la página del Arzobispado, siendo borrado durante la tarde de este viernes.

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...