• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    El pasado 29 de enero vencía el plazo de la investigación por el homicidio de Camilo Catrillanca. Pero, el Tribunal de Garantía de Collipulli extendió el periodo por dos meses más.

    Si bien los intervinientes en este caso y la propia Fiscalía Regional de la Araucanía tenían como pretensión cerrar y acusar en el periodo establecido por el juzgado, se consideró que las diligencias podrían dilatar las pesquisas, la eventual acusación y el juicio oral.

    Desde el Ministerio del Interior, el abogado querellante Luis Hermosilla dijo a El Mercurio que la causa ha tenido un progreso “rápido y sustancial”, apreciación que comparte el fiscal Roberto Garrido, que dirige la indagatoria.

    “He avanzado conforme a lo que se había planificado para presentar la acusación dentro de los plazos fijados”, indicó Garrido.

    Desde la muerte de Catrillanca, el pasado 14 de noviembre pasado, la investigación suma ocho formalizados: dos por homicidio y seis por obstrucción a la investigación.  En este aspecto, Hermosilla subraya que la investigación penal es de una gran importancia y que debe tener un alto estándar de rigor y seriedad en todos los detalles.

    En tanto, el fiscal Garrido añadió que “lo que tenemos en este momento es un avance en cuanto a la pericia de la trayectoria de la bala, se han realizado peritajes de carácter químico, planiamétricos, fotográficos”, por lo que -dijo- se esperan conclusiones definitivas “dentro de dos meses”.

    Para el fiscal, “no existió una agresión previa a los funcionarios de Carabineros, no existió una causa que justificara el uso de las armas de fuego, y tampoco que se disparara contra los ocupantes del tractor (…)”.

    En ese sentido, estos antecedentes permiten “tirar por tierra” la tesis de la defensa de los formalizados, en cuanto a que sus defendidos sólo realizaron “tiros disuasivos” al tractor.

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...