• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    Una nota emitida por Canal 13 informó este martes que la defensa del general (r), Juan Emilio Cheyre, presentó un documento de observaciones de prueba en el marco de la investigación por el episodio de La Serena de la Caravana de la Muerte, investigado el juez Mario Carroza.

    El texto señala que “Juan Emilio Cheyre Espinoza no tuvo participación punible alguna en los hechos delictivos acaecidos el día 16 de octubre de 1973 en el regimiento Arica, ni como autor ni como cómplice”.

    De acuerdo al reporte de la estación televisiva, el escrito presentado por el abogado Jorge Bofill sostiene que “nuestro defendido no realizó ningún aporte para que pudieran llevarse a efecto los asesinatos, ni para facilitarlos, ni para asegurarlos o acelerarlos. Tampoco conoció ni pudo prever el resultado criminal en que se le imputa participación”.

    Finalmente, la defensa del general (R) y ex comandante en jefe del Ejército, planteó la existencia de siete “nuevos testigos falsos”, apuntando a “contradicciones” en los testimonios presentados en la causa. Por ejemplo, citan la declaración de Pedro Plaza Rojas, quien señala que al llegar al regimiento Arica Cheyre portaba dos pistolas -una en cada mano- así como un yagatán en su boca.

    “Más allá de lo anecdótico (que el Sr. Cheyre Espinosa haya sido capaz de sacarse el yatagán de la boca a pesar de tener ocupadas ambas manos con pistolas), lo más relevante de esta versión es que nuestro defendido supuestamente habría estado, precisamente, portando un yatagán”, señalan los abogados. Esto, ya que se trata de un arma que solamente se utiliza en unidades de formación, explican.

    Otro de los testimonios que desacreditan es el del testigo José Castro Márquez, quien aseguró creer haber visto a Cheyre en los interrogatorios de los que fue víctima en el regimiento. Sin embargo, los abogados citan declaraciones del propio Castro, quien admite que en ese momento tenía problemas a la vista y sus lentes se habían roto en Salamanca.

    Junto con esto, acusan una declaración calumniosa del abogado querellante Cristián Cruz, al señalar que Cheyre habría dirigido las torturas en el regimiento. Esto ya que es su propio defendido, José Castro Márquez, quien declara que recuerda que la persona a cargo de estas acciones era “de contextura gruesa”, concluye el reporte de Canal 13.

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...