• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    A dos semanas del asesinato de Camilo Catrillanca (24), comienza a esclarecerse el origen de la bala que impactó su cabeza mientras conducía un tractor en la comuna de Ercilla. Los informes balísticos, las evidencias en el lugar y las declaraciones judiciales apuntan a la responsabilidad de dos de los cinco funcionarios del Comando Jungla de Carabineros que ese día llegaron al lugar de los hechos.

    Según La Tercera, tanto la Policía de Investigaciones como el Ministerio Público están convencidos de que la bala calibre 5.56 que recibió el joven mapuche salió de un fusil que solo portaban los sargentos Raúl Ávila y Fabián Alarcón.

    Ambos funcionarios están en la mira, puesto que Ávila habría sido el policía que rompió la tarjeta de memoria perteneciente a la cámara que registró el operativo. Mientas que Alarcón figura en los testimonios de otros efectivos que participaron en el operativo, quienes lo sindican como el primero en disparar al tractor en que se desplazaban Catrillanca y un menor de 15 años.

    Por otro lado, en el marco del sumario interno que lleva Carabineros, Alarcón habría reconocido que él disparó al tractor, según fuentes de La Tercera.

    Eso sí, el sargento habría señalado que él no disparó directamente al comunero, sino que dirigió la munición a la rueda del vehículo de uso agrícola y que la bala terminó por rebotar el impactar el cráneo del joven mapuche.

    Estaba en la mira de Carabineros

    Un reportaje de Ciper reveló que Carabineros tenía en la mira a Camilo Catrillanca, al menos desde mediados de 2017. Un informe elaborado por la Unidad de Inteligencia Operativa Especializada de Carabineros (UIOE), disuelta tras el montaje “Huracán”, contiene una serie de fotografías de comuneros mapuche monitoreados por la policía uniformada, uno de ellos, el joven baleado el pasado 14 de noviembre.

    El documento policial afirma que Catrillanca pertenecía a la agrupación Alianza Territorial Mapuche (ATM), pero no le atribuyen ningún delito común ni terrorista. Según el artículo periodístico, el joven de 24 años pasó a ser un blanco de Carabineros por su papel como dirigente estudiantil y de su comunidad, Temucuicui Tradicional.

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...