• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    Durante la mañana de este lunes, personal de la Brigada de Investigaciones Policiales Especiales (BIPE) detuvo en la comuna de La Cisterna a José Tralcal Coche y Luis Tralcal Quidel, ambos condenados en el marco del caso Luchsinger-Mackay.

    Los comuneros mapuche se encontraban prófugos (Tralcal Coche desde junio y Tralcal Quidel desde octubre) luego de ser condenados a 18 años de cárcel, por el delito de incendio con resultado de muerte.

    José Tralcal Coche

    Mientras el Gobierno celebró la captura, el fiscal regional (s) de La Araucanía, Alberto Chiffelle, indicó que “el procedimiento normal es que sea controlada su detención en el Tribunal de Garantía, y luego sean puestos a disposición de Gendarmería para el cumplimiento efectivo de la condena impuesta por los tribunales”.

    José y Luis Tralcal recibieron condena, junto a José Peralino, en el nuevo juicio iniciado por orden de la Corte de Apelaciones de Temuco, que anuló en diciembre de 2017 la sentencia del Tribunal Oral en lo Penal de esa ciudad, que en primera instancia, había absuelto a los 11 imputados por la causa.

    Por esta razón, ambos condenados han insistido en su inocencia. Meses atrás y través de unos videos realizados por el Centro de Investigación y Defensa SUR (Cidsur), los Tralcal descartaron su participación en el ataque incendiario que terminó con la vida de Werner Luchsinger y Vivianne Mackay, el 4 de enero de 2013.

    Luis Tralcal Quidel

    En los registros, José Tralcal destaca que participó en la fundación de una junta de vecinos en Lleupeco. Desde ese espacio fue parte de la lucha por mejores condiciones para el regadío agrícola de su zona y se forjó como dirigente. “Siempre he tenido respeto por las autoridades. He sido un dirigente muy abierto, tenaz y muy directo. Yo no ando ocultando cosas, ni mendigando, sino que digo las cosas como son”, afirma en el video.

    Su trayectoria como dirigente –dice– le costó la persecución por parte del Estado. En el año 2001, cuando ocurrió la toma del fundo Santa Margarita, fue detenido por Carabineros, mientras trabajaba en el canal de regadío. “Me fue a ver (Alberto) Chiffelle (fiscal regional La Araucanía) a la cárcel y me dice si usted quiere estar bien, tiene que renunciar a ser dirigente. Yo no quise renunciar como dirigente, por los valores que tengo y porque no podía dejar a la deriva a las familias mapuche que son vulnerables”, relata José Tralcal.

    Por el mismo medio, Luis Tralcal pone en relieve que en el primer juicio quedó absuelto de forma unánime, con el voto favorable de los tres jueces que conformaban la terna. “No entiendo cómo los jueces anteriores reconocen mi prueba y los otros jueces la invalidan, teniendo yo testigos presenciales, en el lugar que yo estaba, hay más de 10 testigos que me vieron esa noche”, señala.

    Su esposa, Lisette Melillan, complementa el relato y afirma que durante la noche del incendio, salieron, fueron a un bar y pasaron la noche en un motel de Temuco. “Como pareja joven reciente, estábamos en campaña de ser papás. Más de seis meses tratando de ser papás y no lo lográbamos. Yo mamá primeriza también. Decidimos salir esa noche precisamente para relajarnos, porque eso nos habían dicho los médicos. Decidimos ir a un bar, comer algo rico, nos tomamos un trago y después en la noche fuimos a un motel, como toda pareja. Precisamente, ese verano, yo quedé embarazada de mi hija, que en este momento tiene cuatro años”, asegura.

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...