• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    Vía Resumen / Luego que la Corte Suprema declarara admisible el recurso de nulidad presentado por la defensa de Luis y José Tralcal, el pasado 7 de agosto, las familias insisten en la inocencia de los ahora condenados a presidio perpetuo calificado en el marco del caso Luchsinger Mackay. Mientras, los abogados de ambos comuneros preparan los alegatos a presentar el próximo martes en el máximo tribunal del país.

    Recordemos que de los diez imputados en este caso, José Peralino, Luis y José Tralcal fueron los únicos condenados bajos los cargos de incendio terrorista con resultado de muerte. Ante este dictamen, desde el Lov Yeupeko, al cual pertenecen José y Luis Tralcal, como también desde el movimiento social y mapuche en general, han convergido en que esta sentencia representa una condena política debido al historial activo de los Tralcal -sobre todo de José- en la defensa de los derechos del agua y los territorios.

    No hay que olvidar que las pruebas utilizadas por el Ministerio Publico para condenar a José y Luis Tralcal, se basan principalmente en las declaraciones obtenidas de José Peralino, quien en 2016, frente a los jueces y en el estrado, expresó haber sufrido apremios ilegítimos por parte de Reinaldo Villegas, Guillermo Vilches y Claudio Leiro de la Brigada de Inteligencia Policial de La Araucanía (BIPE).

    Al respecto, Juan Carlos Tralcal, hijo de José, comentó a Resumen que “por lo menos mi padre se ha visto más tranquilo, luego de conocerse la admisibilidad del recurso y fijar audiencia en la corte. Esto es bastante positivo para nosotros y esperamos que estos jueces no sean coludidos como los de Temuco. Asumimos que Luis también espera positivamente el resultado, porque como peñis y familia sabíamos cuál era la mejor maniobra y era que el recurso de nulidad se quedara en la Corte Suprema”.

    Tralcal explicó que las repercusiones del encarcelamiento y la condena en contra de José y Luis, han sido diversas: “Lissette está esperando un hijo de Luis y tiene varios meses, esto es riesgoso para ella porque vive sola con su hija de cuatro años y anímicamente esto la tiene bastante mal, considerando que no está su compañero en todo este proceso tan importante. Con respecto a la situación de mi padre, estamos con mucha rabia y hartos, considerando todos los puntos que él tiene a su favor e igualmente lo condenaron. Esto es muy desgastante para las familias, porque él pasó 1 año y 8 meses en la cárcel en este último juicio”.

    José Tralcal Coche y Luis Tralcal Quidel pertenecen al lov Yeupeko, ubicado en la comuna de Vilcún, en la región de la Araucanía. Ambos trabajaban y se desenvolvían económicamente desde su comunidad, situación que se vio mermada luego de la apelación por parte de la Fiscalía Regional que fue aceptada por la Corte de Apelaciones de Temuco y que invalidó el juicio que los absolvió en agosto de 2017.

    Sobre las repercusiones económicas del encarcelamiento y actual condena, Tralcal expresó que “Luis estuvo trabajando en orfebrería mapuche y esa había sido su forma de sustentarse por bastantes años. Mi padre trabaja más en el campo, pero con el arresto domiciliario sólo puede trabajar al interior de las tres hectáreas que le permite su restricción. Mi papá estuvo desde septiembre hasta noviembre en libertad, porque estuvo preso 1 año y 8 meses en prisión preventiva, luego se le absuelve y ahora vuelve a prisión preventiva pero con arresto domiciliario total, y esto no le permite nuevamente trabajar”.

    Desde la comunidad Yeupeko expresaron que esta es una condena con ribetes políticos, debido a que José Tralcal ha trabajado activamente creando comités por los derechos del agua en su comunidad y en sectores aledaños desde la década de los 80. Por otra parte, Luis Tracal ha estado presente en las acciones de recuperación del territorio, siendo parte del Lov Yeupeko Catrileo, lugar donde fue asesinado el comunero de 24 años de edad, Matías Catrileo.

    Sobre esta situación, Juan Carlos enfatizó en que el caso “es una maniobra de Alberto Chiffelle, fiscal persecutor, que creemos que eligió a las personas a quienes condenar. Había que condenar a los peñis Tralcal, porque ellos son parte del Lov Yeupeko, donde fue asesinado Matías y cuyo dueño también fue un Luchsinger. Esto no tiene que ver con que ellos estén implicados en la muerte de los Luchsinger Mackay, considerando la distancia, porque son muchos kilómetros hasta la comunidad. Esto generó que los juntaran para perseguirlos por la recuperación de tierras en ese sector, entre Vilcún y Padre las Casas. Siempre los han intentado condenar por su defensa al agua, son personajes condenables para ellos”.

    Por lo pronto, José y Luis Tralcal están a la espera de los alegatos que entregará su defensa en la Corte Suprema en Santiago. Sobre los puntos que expondrán los abogados del Cidsur que representan a los comuneros, Tralcal explicó que entre ellos están “la ilegalidad del relato de José Peralino, los vicios que tuvieron los jueces de Temuco por las postulaciones que estos tenían a cargos superiores en el sistema judicial.”

    Otro punto, añade, es la obstrucción a la investigación por parte de la Fiscalía, que ocultó información y la presentó después de la condena. El comunero explica que en total son seis puntos que los hacen pensar en un panorama técnicamente positivo, “pero políticamente y mediáticamente” difícil debido al poder económico de la familia Luchsinger.

    Fuente: Resumen

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...