• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    El viernes 7 de septiembre, Rubén Collío, viudo de Macarena Valdés, presentará una querella criminal por obstrucción a la investigación contra quienes resulten responsables del extravío de las fotografías y del video de la autopsia que el Servicio Médico Legal (SML) realizó al cuerpo de la defensora de los territorios, quien murió en agosto de 2016 en la comuna de Panguipulli.

    Si bien se estableció preliminarmente que el fallecimiento se produjo por suicidio, la familia de la mujer sostiene que se trató de un “femicidio empresarial”, por la lucha que ella daba contra un proyecto hidroeléctrico de la empresa RP Global. Un peritaje encabezado por el médico forense, Luis Ravanal, descartó la presencia de indicios de un posible ahorcamiento en el cuerpo de Macarena.

    El pasado 30 de agosto, Collío acudió al Ministerio Público para solicitar la copia de las imágenes y el video. Según reportó a través de su cuenta de Facebook, la fiscalía ordenó a la Policía de Investigaciones (PDI) que retirara el material desde el SML de Valdivia, sin embargo, este organismo no cumplió con lo resuelto por el órgano persecutor. “Supuestamente SML mandó la información por correo”, señaló Collío.

    A través de un video, el compañero de Macarena Valdés manifestó un “malestar profundo” y una “rabia gigantesca”, porque “hay información importantísima que está extraviada y nos piden que tengamos paciencia, que nos mantengamos en calma, mientras ellos solucionan sus problemas”.

    A radio Kvrruf, Rubén Collío relató que “el día jueves 30 de agosto, nos enteramos en la fiscalía de que las fotografías de la primera autopsia, que van a demostrar cuáles eran las condiciones  y procedimiento de cómo se realiza la primera autopsia, que pueden dar cuenta de la negligencia que hubo desde un principio en los peritajes que realizó el SML; están desaparecidas”.

    “En el sistema informático de la fiscalía de Panguipulli aparece que están disponibles para retirar esta información, que nosotros necesitamos entregársela a los nuevos peritos. Al minuto de ir a retirarla, nos enteramos que no está esa información físicamente en la fiscalía de Panguipulli y que no la mandaron por correo, pero que allá no ha llegado. Las pruebas hoy están perdidas”, agregó.

    Para el werken de Tranguil, la situación da cuenta de la “ineficacia del sistema, comprobando cada día más la inoperancia de algunas personas, la incompetencia, la falta de profesionalismo”.

    “Hay gente que cree que tiene el poder de hacer lo que se les antoja (…) Las diligencias que solicitamos a la fiscalía de Panguipulli fueron aprobadas, cosa que hemos solicitado a la fiscalía de Panguipulli las han aceptado, sin embargo, el SML de Valdivia cree que puede hacer lo que se le antoja”, sostuvo.

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...