• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    Este miércoles fue presentado por la Primera Ministra de Nueva Zelanda, Jacinda Ardern, el texto final del “renovado” Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica (TPP), uno de los pactos comerciales más importantes de los últimos años a nivel mundial.

    El documento, según informó la agencia británica Reuters, deja abierta la posibilidad de que ingresen nuevos países socios, aunque evita referirse a lo relacionado con la propiedad intelectual.

    Los acuerdos del TPP tuvieron que ser replanteados ante la sorpresiva decisión del gobierno de Estados Unidos de retirarse del pacto. Sin embargo, Tomás Lagomarsino, presidente de la Fundación Equidad y vocero de Chile Mejor Sin TLC, aseguró que el texto no es un documento renovado como ha señalado la cancillería, sino que solo presenta algunas obligadas modificaciones por la ausencia de Estados Unidos.

    “Lo primero es desmentir la afirmación de Cancillería que dice que este es un texto renovado del Tratado Transpacífico. Eso no se ajusta en nada a la realidad puesto que después de la salida de Estados Unidos del pacto, se renegoció el acuerdo y finalmente se decidió no eliminar, no cambiar el texto, sino más bien suspender transitoriamente aproximadamente veinte disposiciones que eran las más polémicas y que son inviables con la ausencia de Estados Unidos”, explicó Lagomarsino.

    Las naciones que conforman el polémico tratado son Australia, Brunei, Canadá, Chile, Malasia, México, Japón, Nueva Zelanda, Perú, Singapur y Vietnam. En ese sentido, en enero pasado el gobierno estadounidense se abrió a la posibilidad de reincorporarse al tratado, y algunas naciones han planteado la integración de Inglaterra cuando ésta termine por abandonar la Unión Europea.

    Ante la opción de sumar nuevos países al TPP, Tomás Lagomarsino dijo que es predecible la decisión tomando en cuenta que lo que busca el pacto es la canalización de un porcentaje considerable de la economía global.

    “Son posibilidades que en cierta medida vienen a reemplazar la ausencia que generó Estados Unidos en el acuerdo. Acordémonos que lo que trataba de hacer el Tratado Transpacífico era canalizar un porcentaje importante del Producto Interno Bruto (PIB) mundial, y cuando Estados Unidos se retiró del tratado, ese porcentaje bajó notablemente. Hoy el grupo es liderado por Japón debido a su PIB. Obviamente los países partes buscarán que este acuerdo se amplíe a nuevas naciones”, sostuvo el presidente de la Fundación Equidad.

    Para Gael Yeomans, diputada electa de la Izquierda Libertaria, el secretismo con el que se ha manejado el TPP es preocupante, sobre todo porque este pacto afectará directamente a la ciudadanía, misma a la cual no se le ha informado lo suficiente. La parlamentaria frenteamplista dijo que si estos supuestos cambios no alteran el contenido actual del TPP, su conglomerado no se quedará de brazos cruzados.

    “Las supuestas modificaciones, si no vienen a cuestionar este contenido tan criticado por las organizaciones sociales, nos parece preocupante que se vaya a aprobar, luego además de un proceso de vacaciones. No se ha dado ningún indicio del contenido del TPP, por eso como Frente Amplio estamos atentos  para generar los cuestionamientos necesarios a nivel público”, afirmó Yeomans.

    Consultada sobre si acaso su conglomerado buscará alianzas para frenar el TPP desde el Congreso, la futura parlamentaria aseguró que harán todo lo posible para que así sea.

    “Si bien por ahora la mayoría de los legisladores del Frente Amplio no estamos en ejercicio, si tenemos a tres diputados que lo están y hacen todo lo posible para poder generar una mayoría que se oponga al TPP. Los recientemente electos al momento de asumir los cargos también nos sumaremos a esos esfuerzos”, puntualizó la diputada electa.

    Recordemos que este pacto será suscrito el próximo 8 de marzo en Santiago, entrando en vigencia 60 días después de la fecha en la que al menos seis, o el 50 por ciento de los miembros, hayan cumplido con los trámites legales en sus respectivos países.

    Fuente: Radio Universidad de Chile

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...