• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    La Corte Internacional de Justicia (CIJ) resolverá en los próximos días si Bolivia y Chile irán a una segunda ronda de alegatos escritos o directamente a la fase oral del juicio por derechos sobre los manantiales del Silala.

    Sin embargo, la Cancillería chilena aseguró que está preparada para tener una respuesta escrita a la contrademanda de Bolivia. “Chile está preparada para enfrentarla, porque sabemos que en cualquiera de esos escenarios seremos capaces de presentar muy bien nuestro caso“, señaló una nota de prensa emitida por el Ministerio de Relaciones Exteriores chileno.

    El proceso

    Este miércoles, los agentes Eduardo Rodríguez, de Bolivia, y Ximena Fuentes, de Chile, sostuvieron una reunión con el presidente de la Corte, Abdulqawi Ahmed Yusuf, para presentar sus propuestas sobre los próximos pasos procesales. Sin embargo, se acordó que sea el propio tribunal el que determine el cronograma y lo que vendrá próximamente, informó el canciller boliviano, Diego Pary.

    “Nosotros hicimos un planteamiento que será analizado por la Corte en su conjunto y Chile también hizo su planteamiento respecto a los plazos procesales, procedimientos y fechas. La Corte ha tomado la decisión de que será ella la que defina cuál será el procedimiento y las fechas para los alegatos”, explicó en una conferencia de prensa.

    Añadió: “Hay dos temas sobre los que se pronunciará próximamente la Corte, debe definir si se va o no a tener una nueva presentación de alegatos escritos y el segundo tema es si se procede directamente a la presentación de los alegatos orales. La Corte nos comunicará a ambos Estados las fechas establecidas”.

    Los alegatos

    La administración de la expresidenta Michelle Bachelet presentó en junio de 2016 la demanda por derechos sobre el agua del Silala, por considerar que es un río de curso internacional y no un manantial como alega Bolivia. Ese recurso natural pasa la frontera a través de canales artificiales construidos hace más de 100 años bajo el amparo de una concesión que actualmente está anulada.

    El Gobierno de La Paz no solo respondió a la demanda, sino que contrademandó reafirmando los derechos sobre ese recurso hídrico que nace y muere en la comunidad Quetena Chico, en el departamento de Potosí. Con ese paso, se acabó la primera ronda de alegatos escritos y ahora se verá si habrá una réplica y dúplica.

    Bolivia estudia un proceso a Chile por uso ilegal del Silala

    Gobierno le responde a Evo Morales que la demanda marítima de Bolivia es tema “bilateral”

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...