• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    Por vulnerar la dignidad de las personas exhibidas por el programa “El Cuerpo No Miente” de Canal 13, en el sentido de que se transgredió su intimidad, honra, vida privada, presunción de inocencia y el derecho a disponer de la propia imagen, la estación televisiva fue sancionada por el Consejo Nacional de Televisión (CNTV), tras una denuncia presentada por el Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH).

    La emisión en cuestión data del 2 de julio pasado, y fue titulada “PDI descifrando la verdad”. Según el INDH -al ser observada a la luz de los derechos humanos-, “es posible constatar una serie de ilegalidades y/o acciones abusivas en relación a distintas personas”.

    En concordancia con lo planteado por el INDH, el CNTV consideró que “las cámaras de televisión de la concesionaria se inmiscuyeron abusivamente en la vida privada de las personas que se encontraban siendo sometidas a un control por parte de la Policía de Investigaciones, retratando momentos que refieren a su intimidad y vida personal, los que luego fueron utilizados por Canal 13 para montar un programa televisivo que busca entretener a la audiencia, con el consecuente amago y posible afectación de su imagen”.

    La sanción agrega que “de esta forma, la vulneración a los derechos fundamentales -en este caso a la vida privada- redundarían, necesariamente, en una afectación a la dignidad de quienes ven afectado estos derechos”.

    EL CNTV consideró también que “el programa, en diversas ocasiones, vulnera las garantías de las personas sometidas a los registros, afectando en algunos casos su imagen, e incluso la presunción de inocencia – al calificar como ilícitas situaciones que no revisten características de delitos”.

    “Así, la sobreexposición y espectacularización de los casos de las personas afectadas, evidenciarían una negligencia que olvida completamente las necesidades de resguardo respecto de información sensible, con la finalidad de entretener a las audiencias, sobrepasando con esto el ejercicio legítimo de la libertad de expresión e información”, añade el CNTV.

    Denuncia del INDH

    La denuncia presentada por el Instituto consignó que “de ninguna manera consta que se haya obtenido la autorización de ninguna de las personas que fueron exhibidas en el programa en orden a ser expuestas en la TV abierta, vulnerándose así su derecho a la protección de la vida privada”.

    El INDH destacó los casos expuestos en el programa. Por ejemplo, el de un chileno con órdenes de detención vigentes; el caso de un italiano y de un colombiano que fueron sujetos de la revisión de sus equipajes ante las cámara, vulnerándose su derecho a la protección a la vida privada; el de un ruso respecto de quien se exhiben sus antecedentes judiciales; y el de un venezolano a quien mientras se le registran sus pertenencias, se le muestra sumido en una gran tristeza.

    Por estas situaciones el INDH solicitó al CNTV que representara a Canal 13 que estas emisiones vulneraron la normativa nacional a internacional sobre respeto a la dignidad humana y a la intimidad; recordándole que como medio de comunicación tienen el deber de respetar los derechos de todas las personas, incluyendo a personas sujetas a controles migratorios en aeropuertos o en pasos fronterizos; y que situaciones como las descritas no se vuelvan a repetir a través de sus pantallas.

    Fuente: INDH

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...