• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    El Colegio Médico pidió al Gobierno que las comunas de Quintero y Puchuncaví sean declaradas como “zona de catástrofe”, luego de cumplirse más de un mes de crisis ambiental. El pasado 21 de agosto, se registró el primer episodio de intoxicación masiva. Desde esa fecha, más de 600 personas han presentado síntomas relacionados con la presencia de compuestos tóxicos en el aire.

    A través de una declaración pública, la agrupación gremial indicó que declarar “zona de catástrofe”   conlleva “suspender las faenas de las empresas presentes en la zona hasta que se establezca el origen de la fuga y se demuestre que ya no hay riesgo de emisión de ningún tóxico”.

    El Colegio Médico también manifestó la necesidad de decretar “emergencia sanitaria con el fin de fortalecer la red de salud con recursos humanos e infraestructura”.

    “El daño es acumulativo”

    “Sabemos que hay ansiedad en la población, porque hay poca información de cuáles son las sustancias involucradas, (…) pero lamentablemente no tenemos un examen que pueda certificar que alguien está teniendo síntomas en relación con la exposición, porque los gases son volátiles”, afirmó la presidenta de la organización, Izkia Siches, a radio Cooperativa.

    La médica señaló que entiende la ansiedad de las personas por la falta de respuestas concretas acerca de la crisis ambiental en la zona, originada por la intensiva actividad industrial de al menos 15 compañías instaladas en la costa norte de la región de Valparaíso.

    “Nosotros hemos pedido tener información más clara de cuáles son las fuentes contaminantes y las acciones de mitigación relevantes a corto, mediano y largo plazo, porque obviamente nos importa la salud de la población, pero (a falta de ellas), la única forma de lidiar con la contaminación es disminuir la exposición”, acotó la doctora Siches.

    Si bien la dirigenta gremial valoró que el Gobierno haya declarado alerta sanitaria para Quintero y Puchuncaví, sostuvo que el próximo paso “debe ser homologar las normas OMS y tener mediciones continuas (para garantizar) que no van a seguir expuestos a este tipo de contaminación”.

    En este sentido, la doctora advirtió que “el daño es acumulativo” y que una patología derivada de la exposición a los químicos contaminantes puede ser “silenciosa y crónica, y lo más probable es que traiga problemas de salud en 10 ó 20 años más”.

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...