• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • El periodista mapuche Pedro Cayuqueo analizó los resultados electorales de la segunda vuelta presidencial, que tuvo a Sebastián Piñera como candidato ganador frente al abanderado oficialista, Alejandro Guillier.

    A través de su cuenta de Facebook, Cayuqueo sostuvo que “en esta elección no estaba en juego nada relevante para Chile. Ni el modelo económico –al cual la Concertación, hoy Nueva Mayoría, adhiere desde los noventa sin pudor alguno– ni la estructura de Estado centralista y decimonómica, ni mucho menos un cambio en la política hacia el pueblo mapuche, represiva y racista desde que tengo memoria con aquellas comunidades movilizadas por sus derechos”.

    “Pero se instaló en la campaña la idea de una épica batalla electoral, la madre de todas las batallas, entre la izquierda y la derecha chilena. Aquello era, nos repitieron hasta el cansancio, lo que estaba en juego hoy domingo. Falso. Puro humo. Ambos bloques defienden básicamente lo mismo, con matices, con gradualidades más o menos, con énfasis en tal o cual política pública, con naturales diferencias en temas valóricos pero al final del día no habían dos proyectos antagónicos de país en la papeleta. Soy demasiado viejo para comprar otra versión de los hechos”, añadió el periodista.

    Respecto del futuro de las reivindicaciones del pueblo mapuche, el autor descartó mayor diferencia entre la recepción que podrían tener con Piñera y la forma como la Concertación abordó el asunto en su décadas de mandato.

    “Conozco bastante el conflicto y sus dinámicas como para tragarme aquel cuento que Piñera es peor opción que Bachelet, Lagos o Frei. En los últimos veinte años de conflictos territoriales, presos políticos, huelgas de hambre, apaleos a medianoche, muertes de jóvenes mapuche por la espalda, leyes antiterroristas y fiscales que salen de caza por los campos, dieciséis años han sido bajo gobiernos de la actual coalición oficialista; 16 de 20. Son los datos estadísticos que a veces no se quieren ponderar o que la militancia partidista (y los cargos públicos asociados a ella) a muchos les impiden ver”, subrayó Cayuqueo.

    “¿Qué nos espera a partir de marzo de 2018? Un gobierno de Piñera que moderará su discurso (sabemos se hace campaña con poesía y a veces también con mala poesía) y que pese a las ansias “restauradoras” de la derecha más dura y cavernaria, deberá negociar todo con la oposición en el Congreso”, finalizó el periodista mapuche.

    Anuncios
    Loading...