• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    Diversas comunas han generado propuestas de integración de viviendas sociales en el último tiempo, como Recoleta, donde se implementó la inmobiliaria popular con el objetivo de construir un edificio para arriendo de familias vulnerables, y lo planteado en Las Condes, donde se planifica construir viviendas sociales en la rotonda Atenas, tema que ha generado debate y discusión en la sociedad.

    Por ello, en la Comisión de Vivienda de la Cámara de Diputados, varios alcaldes dieron su opinión sobre esta moción -presentada en 2006-, que propone que en urbanizaciones se establezca una reserva de entre un 20 y 30 % de suelo urbano para viviendas de bajo valor.

    Al respecto, el alcalde de Recoleta, Daniel Jadue, consideró el texto como un incentivo perverso de seguir extendiéndose el crecimiento horizontal de las ciudades.

    “Un artículo que sólo vendría a alterar la incorporación de nuevo suelo urbano a la ciudad, lo que a mí me parece un incentivo perverso, teniendo un peri centro completo de muy baja altura que podríamos densificar para verdaderamente lograr integración. Y no lo que se propone, que además vendría a ser un incentivo para seguir extendiendo y expandiendo en horizontal la ciudad con todos los problemas que esto genera, de contaminación, de tiempos de viaje y de salud, entre otros”, puntualizo Jadue.

    Por su parte, el alcalde de Independencia, Gonzalo Durán, que además preside la Comisión de Vivienda de la Asociación Chilena de Municipalidades, se refirió a la situación que se vive en algunas comunas con excesivo valor del suelo, donde proyectos privados debieran considerar terrenos para vivienda social.

    “Dada esta situación, es que surge esta iniciativa que lo que busca es que, si en condiciones normales no es posible la construcción de vivienda social por el valor del suelo, al desarrollarse un nuevo proyecto privado, se considere un porcentaje de terrero o del total de la densificación para el desarrollo de viviendas sociales”, sostuvo.

    El edil estimó “que esto va a permitir revertir la situación actual de déficit gravísimo de vivienda social por allegamiento, por demanda de nueva población, por el fenómeno migratorio, que va a generar nuevas políticas”.

    Para el alcalde de Valparaíso, Jorge Sharp, se debe entregar por ley a los municipios la facultad de crear corporaciones de vivienda, ya que los gobiernos locales son los que realmente conocen el respectivo déficit, que en el puerto alcanza a 10 mil familias sin techo.

    “Nuestra propuesta es que la ley faculte a las municipalidades a crear Corvis o Corporaciones de Vivienda con amplias facultades, que vayan desde la posibilidad de crear empresas en materia de construcción, o la posibilidad, por las dos terceras partes del acuerdo del Concejo Municipal, de expropiar terrenos, poder tener recursos para desarrollar todo tipo de iniciativas y, además, flexibilizar la posibilidad de realizar alianzas públicas o alianzas público-privadas para resolver el déficit de vivienda que tenemos en todo Chile que, en particular en el caso de Valparaíso, es bastante dramático”, recalcó Sharp.

    Tras la exposición de los alcaldes, el presidente de la Comisión de Vivienda, diputado Carlos Abel Jarpa (PR), valoró la propuesta planteada por el alcalde de Valparaíso, de dar más atribuciones a los municipios. También estuvo de acuerdo en dar más celeridad a los cambios de los planes reguladores.

    En tanto, el legislador Gonzalo Winter (IND) recalcó que la gran industria inmobiliaria tiene que hacerse parte de la construcción de una ciudad democrática e integrada, donde no existan guetos y aumento de campamentos por otro lado, agregando que otra solución está en terrenos que son de propiedad del Estado, pero que no corresponden a Bienes Nacionales.

    “Es decir, de los hospitales, del Ejército, etc., tienen que pasar a Bienes Nacionales para disponer de ellos democráticamente. Si un hospital quiere hacer una ampliación y democráticamente consideramos que lo que necesitamos es un hospital más grande, lo hacemos. Pero hacer negocio inmobiliario no está en el giro ni de un hospital, que nos tiene que entregar salud; ni del Ejército, que nos tiene que entregar seguridad; ni de una universidad, que nos tiene que entregar educación”, enfatizó el parlamentario del Frente Amplio.

    Fuente: Cámara de Diputados

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...