Esta semana ingresó el la norma que modificaría el cumplimiento de penas y medidas de seguridad para los condenados por delitos de lesa humanidad. La norma será revisada por la Comisió de constitución, Legislación,Justicia y Reglamento y favorecería a los condenados que se encuentren gravemente enfermos o tengan sus facultades mentales perturbadas.

El senador de la UDI Hernán Larraín explicó que se trata de un proyecto que “no toca el tema del indulto, solamente es una sustitución en el cumplimiento de la pena y por lo tanto, me parece que es una norma que ayuda a resolver casos graves”.

Además declaro no estar de acuerdo con las exigencias para acceder al beneficio ya que según él, una enfermedad terminal o una afección en las facultades mentales serían motivo suficiente para otorgar la sustitución de pena y  no es necesario más condiciones. Por estas razones sostuvo que “debe extenderse a todas las personas que están en carácter de enfermos terminales en la cárcel o sus facultades mentales perturbadas, y sin mayores restricciones porque no se busca indultarlos sino que, simplemente, se le sustituya el cumplimiento de la pena. A eso espero que el próximo gobierno le dé la máxima celeridad”.

Por su parte el senador Pedro Araya declaró que la discusión de basara en si los condenados por delitos de lesa humanidad y se encuentren enfermos terminales  puedan ir a morir a sus casas. “Este va a ser el principal tema de discusión en esta materia y creemos que la propuesta merece un estudio serio, por eso vamos a escuchar diversas opiniones antes de declararnos como Comisión, a favor o en contra”, aseguró.

Durante los próximos días  se espera que los legisladores comiencen el estudio de las ideas centrales de la propuesta y se abra el periodo de audiencias., que de acuerdo a lo publicado por el sitio oficial del Senado, permitirá a los legisladores “formarse una opinión más acabada de la pertinencia de los cambios que se proponen”.

Fuente: Senado.cl

Loading...
No Hay Más Artículos