• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    La Superintendencia de Medio Ambiente (SMA) detectó mal manejo de las aguas lluvias y el uso de dos estanques para almacenar sustancias distintas a las autorizadas en la planta de Oxiquim S.A. que opera en Quintero, por lo que decidió formular cargos contra la empresa presidida por Fernando Barros, ex socio de Gonzalo Molina, esposo de la ministra Carolina Schmidt.

    Según consigna Biobiochile.cl, el organismo fiscalizador “constata en la falta de medición del parámetro de inflamabilidad del agua estancada al interior del pretil, de acuerdo a lo informado por el titular en los reportes de seguimiento ambiental emitidos desde el año 2014 hasta el año 2018″.

    Por otra parte, el cuestionamiento al uso de los dos estanques responde a que, en principio, la autorización era para almacenar fenol, sin embargo, Oxiquim los destinaba para a mantener otras sustancias. Al respecto, el informe de la SMA indica que “actualmente el estanque 306 almacena xileno, teniendo una autorización para almacenar fenol y; el estanque 307 almacena potasa cáustica”.

    Incluso, el portal de noticias señala que los estanques ni siquiera habrían almacenado fenol desde que comenzó su operación. Esto último sería una infracción grave, por lo que la firma arriesga la revocación de su Resolución de Calificación Ambiental, la clausura de su planta o recibir una multa de hasta 5 mil UTA, apunta Biobiochile.cl.

    Según la publicación portal de noticias, la empresa sería notificada este jueves y tendría un plazo de 10 días hábiles para presentar un programa de cumplimientos y 15 días para formular descargos.

    Oxiquim también ha sido cuestionada por la comercialización de metilcloroformo (Tricloroetano), una de las sustancias reportadas por el seremi de Salud de Valparaíso, Francisco Álvarez, tras un monitoreo en Quintero-Puchuncaví, en las primeras semanas de la crisis ambiental desatada el pasado 21 de agosto. Si bien la empresa negó que haya manejado o comercializado la sustancia tóxica, el portal QuimiNet.com indicaba que la firma era uno de sus proveedores en Chile.

    El pasado miércoles, la SMA también formuló cargos contra GNL Quintero S.A., por fallas en la Estación de Monitoreo de Calidad de Aire “Centro Quintero”, encargada de medir la presencia de metano, hidrocarburos no metánicos e hidrocarburos totales en un sector cercano a instalaciones urbano-residenciales.

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...