• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    Pasadas las 8 horas, personal de la Brigada Investigadora de Delitos contra el Medio Ambiente (Bidema) de la PDI llegó hasta el terminal marítimo de Enap en Quintero con el fin de incautar una serie de documentos y archivos informáticos de la petrolera estatal. La orden de registro se concreta en el marco de la investigación que realiza el Ministerio Público por la crisis sanitaria-ambiental que afecta a la zona, cuyos episodios de intoxicación masiva han dejado a más de mil personas con síntomas asociados a la presencia de compuestos químicos tóxicos en el aire.

    Según La Tercera, el allanamiento, liderado por el fiscal Mauricio Dünner, consideró el ingreso de seis vehículos de Investigaciones a las instalaciones de la petrolera estatal, empresa que ha sido cuestionada desde los primeros días de la crisis en Quintero-Puchuncaví. Simultáneamente, las diligencias se replicaron en las oficinas de Oxiquim y Nexxo.

    Con este allanamiento, el escenario para Enap va de mal en peor. Días atrás se reveló que luego de una toma de muestras realizada por personal de las Bidema en las dependencias de Enap, dos funcionarias “presentaron malestar asociado a intoxicación por gases”, según se detalla en un informe emanada por la PDI.

    La situación obligó a dos funcionarias, subcomisarias Alicia Saavedra y Macarena Muñoz, a acudir al Hospital de Carabineros, lugar donde “se acreditó a través de certificado de atención de urgencia sintomatología coincidente con la de personas afectadas en Quintero”, de acuerdo al informe, que fue revelado por LT.

    Funcionarios de la PDI tomaron muestras en Enap y sufrieron intoxicación

    El documento elaborado por la policía civil también consideró la declaración en calidad de testigo a un fiscalizador de la Superintendencia de Medio Ambiente. Para la PDI, a partir de sus declaraciones, “circunscribió la emanación de un olor intenso desde el sector piscinas de estanque de Enap”.

    Como si fuera poco, el informe concluye que se detectaron “trazas de hidrocarburos volátiles, compuestos, los cuales derivaron a empresas colindantes a Enap (tolueno, benceno y xileno), con manifestaciones clínicas asociadas a dichos compuestos, pudiendo asociar a través de la evidencia recolectada que las piscinas de decantación de Enap corresponden a una fuente que aporta gases que pueden afectar la salud de las personas”.

    Formulación de cargos

    El panorama para la empresa estatal se puso sombrío desde principios de septiembre, luego de que la Superintendencia de Medio Ambiente formulara cargos en su contra, deslizando una presunta responsabilidad por los episodios contaminantes que afectaron a la población los días 21 y 23 de agosto.

    La decisión del organismo fiscalizador provocó la renuncia del vicepresidente del directorio de Enap, Gonzalo de la Carrera, quien acusó un “daño reputacional enorme” en la petrolera.

    Durante esta semana, la SMA también formuló cargos contra Oxiquim, tras detectar mal manejo de las aguas lluvias y el uso de dos estanques para almacenar sustancias distintas a las autorizadas en la planta de Quintero.

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...