• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    La Tercera Sala de la Corte Suprema ordenó al Fisco a pagar 224 millones de pesos por la muerte de un joven que recibió un impacto de bala, disparado por un gendarme en pleno centro de Santiago, durante una manifestación estudiantil.

    Los hechos ocurrieron el 9 de octubre de 2012, cuando el gendarme Jorge Retamal conducía un furgón institucional en el sector de San Martín con Compañía, encontrándose con una manifestación estudiantil. Para abrirse paso, el uniformado no encontró nada mejor que hacer un disparo al aire, justo en el momento cuando un joven, identificado como Anyelo Estrada, se asomó por la ventana de su departamento, recibiendo el balazo en su cabeza.

    Producto del impacto, el joven, de 25 años, quedó con daños neurológicos, falleciendo posteriormente, en el año 2014, producto de una falla cardiorrespiratoria. Ese mismo año, la Isapre Consalud -que estuvo a cargo de los cuidados médicos del afectado- interpuso una demanda contra el Fisco y el gendarme, para que pagaran 231 millones de pesos.

    Finalmente, el fallo del tribunal le dio la razón a la Isapre, e instruyó al Fisco a pagar los 224 millones de pesos, más reajustes e intereses, al determinar que “la conducta descrita, por las circunstancias concurrentes, permite calificarla como falta personal del entonces gendarme Jorge Sebastián Retamal”.

    “Se vincula un actuar del funcionario con otro de la administración (de Gendarmería), aspecto de hecho que permite descartar la concurrencia de una falta personal pura o que los sucesos sean de única y exclusiva responsabilidad del funcionario, puesto que además ha concurrido un funcionamiento irregular de Gendarmería de Chile”, indica la sentencia, que estableció además que la institución omitió entregarle una capacitación al gendarme en el empleo de armas.

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...