• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    Tras casi 11 meses de investigación, este viernes, la Fiscalía Metropolitana Oriente comunicó su decisión de no perseverar en la investigación de las cinco denuncias por abuso sexual presentadas en contra del director de teleseries, Herval Abreu. El órgano persecutor consideró que no existen antecedentes suficientes para formalizar al hombre detrás de producciones como “Machos” (2003) y “Soltera otra vez” (2012).

    Según explicó el abogado de Abreu, Mario Vargas, “el Ministerio Público encontró que no existían antecedentes suficientes para continuar con la investigación y comunicó la decisión de no perseverar en las causas, lo que significa el cierre de las mismas”. Eso sí, el tribunal lo sobreseyó en cuatro de los cinco casos, ya que falta un documento para concluir el restante.

    Pese a la decisión de la Fiscalía, las denunciantes valoraron lo acontecido en los últimos meses. “Al denunciar sabíamos que podríamos enfrentarnos a vacíos legales, por esta razón, creemos que la decisión del Ministerio Público es, sin duda, una victoria para nosotras. Se logró acreditar que los hechos ocurrieron, se demostró también que nuestros testimonios eran ciertos y que constituían un reflejo de prácticas habituales y legitimadas en nuestro medio y en tantos otros”, se lee en una carta abierta suscrita por Carolina Contreras, Antonella Orsini, Carola Paz, Fedra Vergara, Bárbara Zemelman y Andrea Zuckermann.

    Antonella Orsini, una de las denunciantes

    Para las mujeres, “que se reconozca que los hechos acontecieron, pero que no son constitutivos de delito, sólo deja entrever que, lamentablemente, nuestra estructura legal no da cuenta de los consensos que hemos alcanzado como sociedad. La ley penal chilena considera que, pese a que no haya consentimiento, no hay violación ni abuso si no hay utilización de fuerza física u otra causal establecida en la ley. Por tanto, el problema aquí no es que falten antecedentes, sino que los hechos son atípicos, lo que no hace más que evidenciar las deficientes políticas criminales que inspiran nuestra legislación”.

    Las denunciantes expusieron que su intención, “al denunciar a una persona tan conocida y poderosa como Herval Abreu”, era hacer visible una situación que afecta “a muchas mujeres en ambientes laborales, artísticos, familiares o académicos”. Destacaron además que “poner sobre la mesa este tipo de actuar, nos permite hacernos conscientes de conductas nocivas que se han normalizado en el transcurso del tiempo y que solo vulneran nuestra dignidad”.

    En este sentido, plantearon que aún hay materias pendientes, como por ejemplo, “promover un cambio cultural de protección y educación en materias de género, y reforzar los sistemas de prevención de abuso en ambientes especialmente jerárquicos”. Asimismo, postularon que “es necesaria la revisión de las políticas criminales actuales respecto de los delitos sexuales ya que, si no se prohíben y sancionan estas conductas, los consensos que hemos logrado como sociedad frente a la prevención de abusos, se convierten en meros acuerdos de palabra”.

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...